Regreso a clases en el centro

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- Ante la urgencia por surtir sus listas de útiles escolares, a un día del regreso a clases, familias abarrotan comercios del Centro Histórico de la Ciudad de México por compras de pánico, y ante la carestía actual, estiman ahorro de 3 mil a 5 mil pesos adquiriendo la mercancía en negocios mayoristas.

Entre empujones, tránsito lento y gritos de: "Aquí le damos precio, güera" y "Yo se lo dejo regalado", vendedores ofertan mochilas, uniformes, zapatos y material escolar desde los ocho pesos hasta los 150.

Abuelos, niños y hasta mascotas, provenientes de alcaldías como Milpa Alta, Xochimilco y municipios del Estado de México como Ecatepec o Nezahualcóyotl, viajaron casi dos horas en transporte público con el objetivo de encontrar los precios más accesibles para su bolsillo.

Silvia Pérez, abuela de Luis y Sebastián, salió muy temprano desde su domicilio en la colonia Arboledas de Aragón, en Ecatepec, para comprar tenis, uniformes y útiles de sus dos nietos.

"El año pasado pagamos 10 mil pesos porque hicimos las compras en línea y en papelerías cercanas a la casa; hoy pagamos en total mil 900 porque acá todo es muy barato y vale la pena el largo viaje y los empujones", dijo la mujer de 58 años a EL UNIVERSAL.

Con factura en mano, la abuelita Chiva, como le dicen sus nietos, demostró que pudo aprovechar la oferta de cuatro cuadernos tamaño profesional por 50 pesos; un kit de lapicera con plumas, colores, lápiz y goma, en 70 pesos; dos juegos de geometría en 45, y una mochila en 350.

Aunque algunos prefieren útiles de mayor precio, debido a sus estampados con personajes de moda o de marcas de alta gama, hay ofertas para todos los gustos, pues diversos locales colocaron pacas de uniformes y materiales escolares que alcanzan un costo máximo de 40 pesos.

En la esquina de Moneda y Jesús María, madres de familia se amontonaron sobre la paca que el negocio Uniformes Escolares Alex colocó a pie de calle. El costo de las faldas es de 20 pesos; pantalones, 40 pesos; juego de pants y playera, 40 pesos; chamarras, 40 pesos y playeras 20 pesos.

En compañía de su hija Laura, Ariadna Gutiérrez recorrió casi dos horas en transporte público desde la alcaldía Milpa Alta para ahorrarse al menos 3 mil pesos en uniformes y tenis.

"Por un juego de pants, el uniforme completo de secundaria diurna y dos pares de calcetas me gasté 400 pesos. Usted puede pensar que la tela es corrientita, pero no lo es, entonces, me dura más y me gasto menos", indicó la madre de familia.

De forma paralela, los distribuidores manifestaron a EL UNIVERSAL sentirse felices por el amplio volumen de ventas que alcanzarán este año, debido al regreso a clases presenciales y la disminución de contagios por Covid-19.

"Yo creo que andamos vendiendo igual que antes de la pandemia, parece que ni hubo porque, gracias a Dios, nos estamos persignando bien este año", subrayó Ricardo Pérez, vendedor en Uniformes Escolares Alex.

Además del vendedor de ropa, distribuidores de útiles señalaron que habrá un ingreso extra este año pues, a solicitud de los colegios, de forma obligatoria, los niños deberán portar un kit sanitario con gel, toallitas húmedas y cubrebocas, y los distribuidores ya cuentan con la venta de los mismos.

"Hay que sacar leña del árbol caído. Estampamos la bolsita con nombre, la figurita que nos pida el cliente y también le estampamos el botecito para gel, el porta toalla y el cubrebocas también", describió un vendedor.

Para aligerar el peso de la inflación de los bolsillos de las familias mexicanas, los vendedores ofrecerán descuentos y un regalo a quien haga el gasto de más de mil pesos hasta la segunda semana después del regreso a clases. "Tenemos que echarnos la mano", indicó al respecto Rica.