Cuenta regresiva para la sentencia contra el expolicía blanco que mató a George Floyd

·3  min de lectura

El expolicía Derek Chauvin escuchará el viernes su sentencia por el asesinato de George Floyd, un hombre negro cuya muerte provocó las mayores manifestaciones en Estados Unidos por la justicia racial y contra la brutalidad policial en décadas.

La ley del estado de Minnesota establece una sentencia mínima de 12 años y medio de cárcel para el expolicía blanco de 45 años, encarcelado desde que fue declarado culpable de homicidio hace dos meses.

Pero el juez Peter Cahill, quien dictará la sentencia a las 18h30 GMT en un tribunal de Minneapolis, identificó circunstancias agravantes que podrían indicar una sentencia mucho más severa.

El magistrado consideró que Chauvin había "abusado de su posición de confianza y autoridad", que había tratado a Floyd con "especial crueldad" frente a menores y que "cometió el crimen como grupo con la participación activa de al menos otros tres" uniformados.

El 25 de mayo de 2020, Chauvin y tres colegas arrestaron a Floyd, de 46 años, bajo la sospecha de que había pasado un billete falso de 20 dólares en una tienda de Minneapolis, ciudad del norte de Estados Unidos. Fue esposado e inmovilizado contra el pavimento en medio de la calle.

Luego, Chauvin se arrodilló sobre el cuello de Floyd durante casi diez minutos, indiferente a las súplicas de Floyd y de los angustiados transeúntes.

La escena, filmada con un celular y subida a las redes por una joven, rápidamente se volvió viral. Después de semanas de confinamiento domiciliario debido a la pandemia de covid-19, cientos de miles de personas salieron a las calles en todo el país y también en otros países, para exigir el fin del racismo y la brutalidad policial en Estados Unidos.

La movilización tardó semanas en apaciguarse, pero el debate sobre estos temas sigue candente en Estados Unidos, donde el presidente Joe Biden tarda en aplicar las reformas prometidas durante su campaña.

Este jueves, sin embargo, tras semanas de negociaciones, los senadores republicanos y demócratas anunciaron "un acuerdo de principio sobre un proyecto de ley de reforma policial".

"Todavía hay que trabajar en el proyecto de ley definitivo", aseguraron.

- "Buena fe" -

En ese contexto, el juicio de Chauvin fue seguido de cerca por millones en todo el país.

El exagente de policía se negó a testificar. Su abogado dijo que había seguido los procedimientos policiales vigentes en ese momento y que la muerte de Floyd se debió a problemas de salud agravados por el consumo de drogas.

Los miembros del jurado no quedaron convencidos y tardaron menos de diez horas en declararlo culpable. Su decisión fue recibida con alivio en todo el país, pues muchos temieron que una absolución condujera a peores disturbios con la exoneración, una vez más, de un policía blanco.

El abogado de Chauvin, Eric Nelson, dijo que su cliente cometió "un error de buena fe" y solicitó una sentencia reducida al tiempo ya cumplido, lo que permitiría que su cliente fuera liberado de inmediato.

Por su parte, la fiscalía citó la conducta "particularmente cruel" del condenado y pidió un máximo de 30 años de prisión.

Cualquiera que sea la decisión judicial, la defensa planteará una apelación. Nelson anticipó su intención de pedir la anulación del veredicto, citando dudas sobre la imparcialidad de algunos miembros del jurado.

Pero el caso no termina con Chauvin: sus tres excolegas serán juzgados en marzo de 2022 por cargos de complicidad en homicidio.

Los cuatro hombres también enfrentan cargos federales por violar los derechos constitucionales de Floyd. Aún no se ha fijado una fecha para ese juicio.

chp/jh/st/llu/yow/gma/lda

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.