Regresan a dueños departamentos invadidos por célula criminal en CDMX

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) dio a conocer que, tras recuperar y asegurar diversos departamentos ubicados en la Unidad Habitacional Fuerte de Loreto, colonia Ejército de Oriente o Ejército de Agua Prieta, alcaldía Iztapalapa, los cuales habían sido invadidos en años anteriores, este jueves llevó a cabo su entrega a los legítimos propietarios, quienes en su momento denunciaron el delito de despojo. Según las investigaciones, las propiedades fueron despojadas por una célula delictiva que opera en la zona y buscaba establecer en esos lugares puntos de venta de drogas al menudeo.

Dicha diligencia fue realizada por personal ministerial de la Fiscalía de Investigación en Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana (FIDAMPU) de la Coordinación General de Investigación Territorial de la FGJ, en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Los propietarios acudieron con la documentación requerida al lugar y, con el acompañamiento de un agente del Ministerio Público y policías capitalinos, ingresaron a sus domicilios. En esta ocasión se programó la entrega de 49 inmuebles, no obstante, se reagendó el procedimiento en cuatro casos. Como se recordará, entre el año 2017 y 2022 se iniciaron diversas carpetas de investigación en la Fiscalía de Investigación Territorial en Iztapalapa, de la Coordinación General de Investigación Territorial, las cuales fueron remitidas a la FIDAMPU. Las víctimas, así como vecinos de la referida unidad habitacional, denunciaron la presencia de una organización integrada en su mayoría por personas de entre 15 y 40 años de edad, dedicada a invadir las viviendas, en algunos casos con violencia.

Investigaciones de campo y gabinete arrojaron que el modus operandi de esta organización consistía en cambiar las cerraduras y retirar los muebles de los domicilios, cuando los propietarios o arrendatarios salían a trabajar. Derivado de la solicitud y obtención de las órdenes de cateo correspondientes, se realizaron operativos en los que se recuperaron paulatinamente los departamentos referidos; en los dispositivos participó personal de la FIDAMPU y de la SSC.