Regresan actividades a la normalidad tras detención de Ovidio Guzmán

CULIACÁN, Sin., enero 9 (EL UNIVERSAL).- El secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo dijo que la población puede regresar a sus actividades normales, puesto que no se han presentado nuevos incidentes que alteren la tranquilidad.

Señaló que la llegada de una fuerza de mil 500 elementos más del ejército a la capital del estado es para reforzar su presencia, la cual suman tres mil quinientos el número de efectivos militares que participan con las autoridades estatales y municipales en el Plan Nacional de Paz y Seguridad en Sinaloa.

En un nuevo mensaje de Twitter, Castañeda Camarillo insistió en evitar compartir información falsa que circula en las redes sociales, en la que se atribuyen supuestos enfrentamientos entre grupos armados y nuevos bloqueos.

La noche del domingo pasado, a tres días de la cadena de hechos violentos que se vivió en la capital del estado, con la recaptura de Ovidio Guzmán López, en la sindicatura de Jesús María, el contingente de mil 500 elementos del ejército que llegó realizó un recorrido por diversos sectores de la capital del estado para hacer notar su presencia.

Con la captura del hijo de Joaquín "El Chapo" Guzmán, grupos armados, desataron una fuerte contraofensiva para intentar evitar que este fuera sacado de Culiacán, con la colocación de bloqueos en las principales avenidas, con vehículos incendiados.

La cadena de actos de violencia se extendió a siete municipios, tanto al sur como al norte del estado, con ataques con artillería pesada a helicópteros y aviones de la Fuerza Aérea y a un vuelo de una línea comercial, lo que motivó el cierre de los aeropuertos de Culiacán, Los Mochis y Mazatlán.