Antiguo manuscrito revela la clave del poder de los samuráis

Por las representaciones que se han hecho a través de la historia de los samuráis, parecería que estos antiguos guerreros tenían “poderes sobrenaturales”. Cada uno de sus movimientos luce perfecto y oportuno; es como si hubieran podido adivinar el momento exacto en que recibirían un ataque para así esquivarlo exitosamente.

Samurai en la cima de la montaña con fondo de niebla. Texto revela si en realidad tenían poderes sobrenaturales. Foto: Getty Creative
Samurai en la cima de la montaña con fondo de niebla. Texto revela si en realidad tenían poderes sobrenaturales. Foto: Getty Creative

Un texto traducido recientemente revela secretos de esa casta medieval y militar de Japón, que según reportes existía en el siglo X, y cuya abolición se decretó en 1873.

El texto llamado “12 reglas de la espada” describe las normas para que los samuráis superen y logren vencer a su oponente, así como dos oraciones “mágicas” que mejoran el espíritu y la mente de estos guerreros de élite.

Eric Shahan, traductor japonés encargado del manuscrito de artes marciales, señala en una entrevista para Livescience que las oraciones mágicas son difíciles de entender.

Básicamente para obtener ese poder, el samurái tiene que dibujar varios caracteres sánscritos en sus palmas, incluido un personaje que representa a Oni, un tipo de demonio. Después, debe unir sus palmas, decir la oración y girar sus manos mientras grita: "¡Un!".

Pero, ¿realmente obtienen poderes sobrenaturales?

Shahan, quien también tiene un cinturón negro de tercer grado en Kobudō, un arte marcial japonés, menciona que al parecer esas oraciones mágicas las usaban los guerreros para ver a los oponentes con su "espíritu" y "mente".

Ilustración de un combate de samurais/Getty
Ilustración de un combate de samuráis/Getty

Además, eran parte de una de las reglas, llamada "ojos del corazón", la cual establece: "no debes mirar a tu oponente con tus ojos, sino que debes verlos con tu espíritu... Si miras con tus ojos puedes distraerte, sin embargo al mirar con tu mente permaneces enfocado".

"En ese momento, puede parecerle a un observador que alguien que dominó esta técnica tenía poderes sobrenaturales", dice Shahan, pero en realidad los samuráis no tenían poderes sobrenaturales.

La explicación científica de cómo usaron los samuráis su "mente" y su "espíritu", en lugar de los ojos para observar a su oponente, es el uso de la visión periférica del ser humano.

“La explicación es que reaccionas más rápido a las cosas que se mueven en tu visión periférica en lugar de aquellas que están en tu centro de enfoque”.

“Cuando miras directamente a la espada de un oponente, registras conscientemente un movimiento y luego tratas de responder, pero esto no te garantiza el éxito en un duelo de espada", señala Shahan.

Al contrario, al permitir que tu oponente esté en tu campo de visión sin enfocarte en algo, permite que tu visión periférica reaccione a cualquier movimiento o ataque y así reaccionarás más rápido de lo que podrías al mirar directamente al enemigo.

El traductor señala que en el caso de las oraciones mágicas, la explicación científica es que se trataba de algún tipo de autohipnosis o ritual de meditación para evitar la distracción en la mente de los guerreros.

Otra de las reglas que tradujo Eric Shahan es "corazón del zorro", llamada así debido a que estos animales son cautelosos y sospechosos por naturaleza, algo que los pone en riesgo durante la batalla. En esta se recomendaba no caer en el exceso de precaución para evitar la caída, lo mejor es eliminar cualquier duda de la técnica.

¿Cómo surgen las 12 reglas de la espada?

El texto, que data del siglo XVII, revela los secretos de una escuela donde el samurái Itō Ittōsai, quien peleó y ganó 33 duelos en Japón, enseñaba la técnica de lucha con esta arma.

Según un reportaje en Livescience, este guerrero de élite jamás plasmó en papel sus técnicas, pero las compartía a través de pláticas y enseñanza a sus alumnos. Y estos, a su vez, lo hacían con sus familiares.

Y fueron los familiares de estos samuráis quienes escribieron el revelador texto que pone en evidencia la realidad de esos “grandiosos poderes sobrenaturales”.

Así que básicamente el secreto de los samuráis es que entrenaron toda su vida con las técnicas que hicieron suyas, estimularon su sensibilidad y pusieron en práctica la fortaleza mental para que su cuerpo respondiera como realmente ellos querían, en el momento preciso.