Regiones bolivianas en alerta contra la variante brasileña de la covid-19

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Paz, 25 mar (EFE).- Los controles sanitarios en regiones bolivianas como La Paz y Santa Cruz se han reforzado ante un eventual ingreso de la variante brasileña de la covid-19 al país, que en un año ha acumulado 267.059 casos.

Un caso que ha llamado la atención fue el de una familia haitiana que llegó a La Paz proveniente de Brasil con síntomas de la enfermedad y cuyos miembros dieron positivo en las pruebas PCR que se les practicó, informó a los medios este jueves el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) paceño, Ramiro Narvaez.

Estas personas, cuyo destino final es Ecuador, se encuentran "estables" y reciben atención en un hospital especializado en la covid-19, indicó Narvaez y pidió no generar "especulaciones, ni alarmas" sobre la variante que afecta a esta familia en tanto no se tengan los resultados de los estudios correspondientes.

El médico explicó que cuando se presentan casos como estos, se hace una toma de muestras y se las envía "ya sea a Brasil o al CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) de Atlanta", Estados Unidos, para que hagan "un estudio genético de secuenciación al virus para saber con qué variante nos podríamos estar encontrando".

Estas acciones se coordinan con el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), señaló Narvaez y agregó que los resultados de esta familia se tendrán en una semana.

"Independientemente de las variantes, tenemos la obligación como sistema de salud de estar en alerta permanente y como ciudadanos tenemos la obligación de mantener las medidas de bioseguridad", remarcó.

EN EL ORIENTE

En la oriental Santa Cruz, la mayor región boliviana y la más afectada por la pandemia, se reforzó el plan de vigilancia epidemiológica "para minimizar cualquier riesgo" que se tenga "para el ingreso de la nueva cepa que está circulando en Brasil", señaló el coordinador de Redes Urbanas y Hospitales del Sedes cruceño, Dorian Jiménez.

El plan incluye el aislamiento preventivo de casos sospechosos y el seguimiento correspondiente sobre todo en las provincias fronterizas con Brasil, explicó.

El Sedes cruceño indaga sobre un posible brote de la enfermedad y la presencia de la variante brasileña en el municipio de Puerto Quijarro, en la frontera con Brasil, a raíz de la muerte por covid-19 de dos personas que participaron en un matrimonio en la localidad brasileña de Corumbá.

Se prevé enviar a Brasil las muestras de otros seis contagiados en el mismo evento para determinar de qué variante se trata, dijo a los medios el jefe de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado.

El Gobierno nacional la toma de muestras en pasos fronterizos en la ciudad norteña de Cobija y en las localidades amazónicas de Riberalta y Guayaramerín, señaló al canal Unitel la directora de Gestión Nacional del Sistema Único de Salud, María Rothe.

También se prevé una reunión de especialistas para diseñar nuevas medidas ante el eventual ingreso de esta cepa al país, indicó.

Bolivia atraviesa una leve disminución de los casos diarios tras una segunda ola que azotó al país desde fines de diciembre y que en varias jornadas superó las 50 muertes y 2.000 contagios.

El país acumula 12.107 muertes y 267.059 contagios desde el reporte de los primeros casos en marzo del año pasado.

Hasta el momento se han aplicado 218.201 vacunas, entre la primera y la segunda dosis de los fármacos ruso Sputnik V y chino Sinopharm, entre personal sanitario de primera línea y personas con enfermedades de base.

(c) Agencia EFE