La región española de Andalucía vota este domingo con trasfondo nacional

·2  min de lectura

Madrid, 18 jun (EFE).- Los conservadores ganarán este domingo las elecciones autonómicas de la sureña región española de Andalucía, según las encuestas, aunque necesitarían el apoyo de la extrema derecha para poder gobernar, una cuestión sobre la que giró el debate político local y también nacional durante los últimos días.

Los líderes de los grandes partidos españoles se implicaron a fondo en la campaña electoral, que terminó ayer, para respaldar a los candidatos andaluces, pero también para lanzarse críticas cruzadas entre izquierda y derecha en clave nacional.

Son conscientes de que el resultado de Andalucía puede ser señal de lo que pasaría en las elecciones generales próximas (previstas para final de 2023) y de si la derecha desbancaría entonces a la izquierda del Gobierno de España, que preside el socialista Pedro Sánchez desde 2018.

En este sentido, cobran más importancia los comicios de esta región, la más poblada del país, con 8,5 millones de habitantes (17,9 % del total nacional) y la segunda en superficie (87.600 kilómetros cuadrados).

Sin embargo, en términos económicos, es la penúltima de las 17 regiones autónomas españolas en PIB por habitante, 19.633 euros en 2019, antes de las crisis derivada de la pandemia (datos del Instituto Nacional de Estadística), es decir, un 25,7 % inferior a la media española.

Andalucía ha sido tradicionalmente el baluarte del Partido Socialista (PSOE), donde gobernó 35 años ininterrumpidamente. También ganó los comicios de diciembre de 2018, pero sin mayoría suficiente para mantenerse en el poder.

Fue cuando los conservadores del Partido Popular (PP) y los liberales (Ciudadanos) accedieron al ejecutivo regional, con el apoyo parlamentario externo de Vox (extrema derecha).

Sin embargo, Vox retiró ese respaldo en 2021 y rechazó el proyecto de presupuestos autonómicos de 2022, lo que abocó al presidente de Andalucía, el conservador Juan Manuel Moreno Bonilla, a adelantar las elecciones.

LA EXTREMA DERECHA EXIGE GOBERNAR CON LOS CONSERVADORES

Gran parte del debate político transcurrió estos días en torno a posibles pactos postelectorales, pues ningún partido obtendrá la mayoría absoluta, a la vista de las encuestas.

La cuestión es si Vox formará parte, como ya ha exigido, de un gobierno andaluz dirigido por el PP, algo que ya ha ocurrido, por primera vez en España, en la región de Castilla y León.

Los conservadores (PP) serían claros ganadores, pero por debajo de la mayoría absoluta (necesitarían al menos 55 escaños); Vox subiría y Ciudadanos se hundiría.

Moreno Bonilla, que acusó a Vox de someterlo prácticamente a un "chantaje", precisaría de los votos o la abstención de otra formación para que el parlamento andaluz lo volviera a elegir presidente regional.

Es previsible que los partidos de izquierda no le faciliten la reelección, así que tendría que negociar con Vox, mientras el PSOE aprovecha el contexto para alertar contra la derecha "antisocial" y acusar al PP de acercarse a la extrema derecha cada vez más.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.