La región de Bruselas mantendrá el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja

Agencia EFE
·3  min de lectura

Bruselas, 16 dic (EFE).- La región de Bruselas ha anunciado este miércoles que no flexibilizará las medidas contra el coronavirus en Nochebuena y Nochevieja y mantendrá el toque de queda a las 22.00 hora local, al contrario que Valonia (sur), que lo ampliará excepcionalmente, y de Flandes (norte), donde arranca a medianoche.

El Gobierno central y los regionales decidirán conjuntamente este viernes qué medidas se aplicarán en todo el país en las próximas fechas, más allá de que la obligación de respetar una cuarentena preventiva de diez días y someterse a una prueba PCR al quinto día para quien viaje a Bélgica desde una zona de riesgo a partir del 18 de diciembre.

La Navidad pilla a Bélgica con el pie cambiado y a su población con cierto desconcierto, pues mientras que el Gobierno belga relajó algunas medidas el 1 de diciembre, como la reapertura de comercios no esenciales o el desconfinamiento de los museos, países vecinos como Alemania y Países Bajos están endurecido estos días sus restricciones, imponiendo el cierre de tiendas y colegios.

Tampoco Luxemburgo, otro país fronterizo con Bélgica, excluye la vuelta a un confinamiento estricto, según ha anunciado el Gobierno del Gran Ducado.

"No vamos a jugar al yo-yo, abriendo y cerrando las tiendas", ha declarado el ministro belga de Justicia, Vincent Van Quickenborne, dejando entrever que Bélgica mantendrá los comercios abiertos en Navidades.

Por su parte, el titular de Sanidad, Frank Vandenbroucke, ha advertido que si es necesario, no sólo se aplicarán las normas vigentes de manera "más estricta", sino que también se podrían "hacer cosas nuevas aquí y allá para que la gente siga las reglas básicas".

MULTAS MÁS ALTAS

Por ahora, y ante las varios síntomas de relajación en el respeto de las restricciones nocturnas, tras varios escándalos con orgías clandestinas, celebraciones estudiantiles o fiestas en casas de futbolistas, se han reforzado las sanciones.

El Colegio de Fiscales Generales ha adoptado directivas para elevar de 250 a 750 euros las multa que tendrá que pagar cada asistente a una fiesta clandestina o "lockdown party", por el anglicismo con el que se conocen en Bélgica.

Los organizadores de los eventos podrían llegar a ser sancionados con hasta 4.000 euros de multa y enfrentarse a un proceso judicial, mientras que la policía podrá confiscar los teléfonos, aparatos de música o vehículos utilizados.

SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA

Tras más de un mes de caída constante de los contagios de covid, esta semana las infecciones en Bélgica han vuelto a aumentar, y arrojan un avance semanal medio del 8 %, con repuntes en la región de Flandes (13 %) y de Valonia (4 %), aunque con Bruselas aún en descenso (-10 %).

Las hospitalizaciones y las defunciones siguen cayendo un 6 y un 12,7%, respectivamente, pero a un ritmo más lento, y la incidencia acumulada en 14 días sobre 100.000 personas se sitúa en 274 nuevos casos.

"Lo que pase en los próximos días va a ser crucial", declaró este miércoles en rueda de prensa el portavoz francófono del equipo técnico contra el coronavirus, Yves van Laethem.

(c) Agencia EFE