La mayor región boliviana se moviliza para contener epidemia de dengue

Santa Cruz (Bolivia), 20 ene (EFE).- La activación de planes de contingencia en hospitales y campañas de limpieza y fumigación son algunas acciones emprendidas este viernes en Santa Cruz, la mayor región boliviana, para contener una epidemia de dengue por la que se declaró la "alerta roja" departamental.

Uno de los hospitales cruceños que activó su plan de contingencia para atender a los pacientes con dengue es El Bajío, en la zona sur de la capital regional, donde por ahora tienen once personas ingresadas a causa de la enfermedad, explicó el subdirector de ese centro de Salud, Bernardo Ortiz.

Al ser un hospital de segundo nivel, El Bajío recibe pacientes derivados de las redes hospitalarias sur y centro, y también atiende a personas que buscan atención directa, indicó Ortiz.

El tratamiento que se suministra depende de los síntomas que presenten las personas, que pueden ir desde un dolor abdominal hasta la presencia de sangrado, según la gravedad de la enfermedad, agregó.

Además de los internados, varias personas aguardaban en los pasillos para recibir atención, algunos ya con suero, mientras que en las puertas del hospital se formó una fila de gente que buscaba hacerse la prueba para confirmar o descartar un diagnóstico de dengue, constató EFE.

Entretanto, la Gobernación cruceña a través del Servicio Departamental de Salud (Sedes) llegó en esta jornada hasta la Villa Primero de Mayo, uno de los barrios más populosos y con mayor incidencia de casos de dengue, para una jornada de fumigación y limpieza para eliminar los criaderos de mosquitos transmisores de la enfermedad.

En una declaración a los medios, el gerente de la Unidad de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, recordó que en la víspera se declaró la "altera roja" en Santa Cruz debido "al ascenso de casos y al número de internados que día a día va aumentando".

Por ahora la región se mantiene con 387 casos positivos, pero el número de pacientes que requieren internación aumentó de los 112 que se tenía hasta el jueves a 131, según Hurtado.

El funcionario mencionó que este aumento se debe a que está circulando el serotipo 2 que es "más agresivo y que causa una sintomatología abrupta".

Hurtado instó a la gente a acudir a un centro de salud tan pronto presente algún síntoma, pero también señaló la necesidad de que la población se involucre en las campañas de limpieza en sus hogares para evitar la proliferación del mosquito aedes aegypti, cuya picadura transmite la enfermedad.

El dengue causa fiebres altas, dolor de cabeza, vómitos y erupciones en la piel, y puede ser mortal en su modalidad hemorrágica.

El insecto que provoca el mal se reproduce en épocas de frecuente lluvia en zonas cálidas de Bolivia y para ello aprovecha cualquier espacio de agua estancada, como neumáticos abandonados, escombros o pantanos, por lo cual las autoridades han recomendado deshacerse de este tipo de materiales.

(c) Agencia EFE