Región boliviana espera una invitación para la comisión que definirá la fecha del censo

Santa Cruz (Bolivia), 3 nov (EFE).- La región boliviana de Santa Cruz, la mayor del país, mantendrá la huelga ciudadana que este jueves cumple 13 días, a la espera de una invitación formal para participar en la "comisión técnica" anunciada por el Gobierno de Luis Arce, que fijará la fecha definitiva para el censo de población.

"El paro continúa, no podemos bajar la guardia", dijo a los medios el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien también valoró que "el Gobierno ha podido entender" y bajó la tensión en esa región, donde en los últimos días hubo enfrentamientos entre sectores en huelga y afines al oficialismo contrarios a esa medida.

También consideró "un triunfo de la población que se está sacrificando en las calles" el hecho de que el Ejecutivo resolviera instalar este viernes la comisión técnica, cuando inicialmente había hablado de hacerlo en 30 días.

Calvo sostuvo que Santa Cruz asistirá con sus técnicos y "va a hacer valer su posición" ante la comisión técnica, lo que también fue señalado por el vocero del Comité Interinstitucional Impulsor del Censo en 2023 y rector de la estatal Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Vicente Cuéllar.

"Hemos escuchado que el viernes va a haber una comisión para definir la fecha de realización del censo. Aquí estamos los miembros del equipo técnico, si es que nos cursan la invitación, ahí vamos a estar", dijo Cuéllar en una rueda de prensa.

El rector indicó que mantienen la demanda de que el censo se efectúe en 2023 y que debatirán "técnicamente" esa propuesta "en todos los escenarios" a los que se les invite.

Cuéllar también se refirió a un encuentro que hubo el martes en la noche con el portavoz presidencial, Jorge Richter, y el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui.

Según el rector, esa reunión no continuó "porque las condiciones no estaban dadas", ya que de forma simultánea hubo enfrentamientos en el municipio vecino de La Guardia entre grupos que cumplían la huelga y sectores afines al oficialismo, contrarios a esa medida de presión, además de una represión policial.

Agregó que también se señaló que, para dialogar, era necesario anular el decreto presidencial que fijó el censo para 2024, liberar a los detenidos en La Guardia y que cese el "cerco" a Santa Cruz que cumplen sectores oficialistas.

Cusicanqui y Richter anunciaron en la víspera que la comisión técnica que fijará la fecha del censo comenzará a trabajar este viernes y señalaron que los líderes cruceños no tuvieron "voluntad" para dialogar, lo que fue negado por Calvo y Cuéllar.

La consulta nacional debía realizarse este noviembre, pero el Gobierno de Arce anunció en julio su aplazamiento a 2024 argumentando razones técnicas, lo que motivó la protesta sobre todo de Santa Cruz.

Esa región, motor económico de Bolivia, exige que el censo poblacional se realice en 2023 con la aplicación de sus resultados en 2025, año en el que están previstos los comicios presidenciales.

En respuesta a la huelga, sectores afines al oficialismo iniciaron hace unos diez días un "cerco" con bloqueos de carreteras que ha aislado y dejado sin alimentos y combustible a la región, al considerar que las protestas por el censo buscan desestabilizar al Gobierno nacional.

(c) Agencia EFE