La región de Alemania más afectada por el COVID planea un confinamiento parcial -prensa

·3  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Personas haciendo cola para vacunarse en un centro de vacunación temporal en Dresde

Por Sarah Marsh y Emma Thomasson

BERLÍN, 18 nov (Reuters) - La región de Alemania más afectada por la cuarta ola de coronavirus está considerando la posibilidad de un confinamiento parcial, según informaron el jueves medios de comunicación locales, mientras los líderes regionales y federales discuten la posibilidad de imponer normas más estrictas en todo el país.

El estado de Sajonia, que tiene la tasa de vacunación más baja y la tasa de infección más alta de Alemania, está considerando medidas como volver a cerrar al público los teatros, conciertos y partidos de fútbol y cerrar bares y discotecas, según el diario Bild.

La región del este del país, donde los nuevos contagios diarios se han multiplicado por 14 en el último mes, es un bastión del partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán), que alberga a muchos contrarios a la vacunación que han participado en una serie de protestas contra las restricciones.

Una encuesta de Forsa publicada a principios de este mes reveló que la mitad de los encuestados no vacunados en Alemania habían votado por el partido populista de extrema derecha AfD en las recientes elecciones federales.

"Esta coalición está dispuesta a imponer ahora un duro y claro rompeolas", dijo el líder de Sajonia, Michael Kretschmer, en el Parlamento nacional en referencia al conjunto de partidos que forman su Gobierno estatal, según Bild. Los detalles se concretarán esta semana, dijo.

El anuncio se produce la misma semana en que Austria impuso el confinamiento de los no vacunados. Kretschmer dijo que no cree que sea suficiente dirigirse sólo a los no vacunados.

Los líderes federales y regionales alemanes debatirán a lo largo del jueves posibles medidas a nivel nacional para hacer frente a la pandemia, ya que los casos siguen alcanzando nuevos máximos históricos en Alemania, aunque el ritmo de aumento está disminuyendo ligeramente.

La última oleada de coronavirus en el centro de Europa se produce en un momento incómodo en Alemania, con la canciller conservadora Angela Merkel actuando en calidad de interina mientras otros tres partidos negocian para formar un nuevo Gobierno, tras unas elecciones no concluyentes celebradas en septiembre.

Estos tres partidos aprobaron el jueves en el Bundestag (cámara baja del parlamento alemán) una ley que autoriza un paquete de medidas para hacer frente a la pandemia. La ley, que está diseñada para entrar en vigor cuando expiren los poderes de emergencia, pasará viernes al Bundesrat, la cámara alta.

La ley endurecerá algunas de las medidas actualmente en vigor, obligando a las personas a mostrar una prueba de vacunación o de recuperación de la enfermedad, o bien un test negativo de COVID-19, para poder acceder al transporte público y al lugar de trabajo, además de tener que llevar mascarillas.

También proporcionará a los estados una serie de medidas en función de la gravedad del brote, ya que las tasas de infección son mucho más altas en el este y el sur de Alemania.

Pero algunos consideran que las medidas no van lo suficientemente lejos, especialmente entre las filas de los conservadores de Merkel, que probablemente pasen a la oposición tras 16 años en el poder.

Preferirían que se prorrogara el estado de emergencia, que permite al Gobierno imponer el cierre de escuelas y el confinamiento general sin consultar al Parlamento. Merkel describió el miércoles la situación de la pandemia de COVID-19 en Alemania como dramática.

Por otra parte, el comité consultivo de vacunas de Alemania recomendó el jueves la aplicación de dosis de refuerzo de la vacuna de COVID-19 a todas las personas mayores de 18 años.

Las vacunaciones han aumentado últimamente en Alemania, que tiene un historial de reticencias ante las vacunas, aunque en gran medida se debe a la aplicación de dosis de refuerzo, ya que el aumento de las reuniones en interiores debido al clima más frío eleva el riesgo de propagación del virus.

(Reporte de Sarah Marsh, Emma Thomasson y Alexander Ratz en Berlín; Edición de Mark Heinrich; Traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.