Regan (EPA): Cambie o no el Congreso EEUU seguirá política climática agresiva

Sharm el Sheij (Egipto), 12 nov (EFE).- El director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, Michael Regan, aseguró en una entrevista con EFE que “cambie o no el Congreso”, su administración continuará actuando de manera “agresiva” para combatir la crisis climática.

“Vamos a hacer nuestro trabajo en la lucha contra el cambio climático. Cambie o no el Congreso, la EPA tiene la responsabilidad de proteger a la gente y vamos a actuar de manera agresiva para reducir las emisiones”, aseguró el regidor de la agencia desde Sharm el Sheij.

Regan valoró el “liderazgo” que a su juicio ha mostrado el presidente de EE.UU., Joe Biden, en cuanto a política climática y su “fuerte” defensa de la justicia ambiental, una postura que, prometió, seguirá adelante con independencia del resultado de las elecciones legislativas que se han celebrado esta semana y que podrían favorecer a los republicanos.

“Nos estamos centrando en usar recursos históricos para reducir las emisiones que exacerban el cambio climático”, alegó, mientras que continuarán las conversaciones a nivel internacional para “ayudar a los países que están sufriendo los peores impactos del cambio climático”.

Las organizaciones ecologistas y países en desarrollo representados en la Cumbre del Clima COP27, la primera que se celebra en el continente africano desde 2016, pidieron a EE.UU. que apoyara la creación de un fondo para indemnizar a los estados más afectados por la crisis climática, asumiendo su papel como mayor responsable histórico del calentamiento global.

Sin embargo, ni Biden en su discurso realizado este viernes, ni el administrador de la EPA manifestaron públicamente compromisos relativos a esas reparaciones climáticas.

En Sharm el Sheij, donde Biden apenas se quedó unas horas, sí anunció que destinará 150 millones de dólares en ayudas para acelerar el Plan de Emergencia del Presidente para la Adaptación y la Resiliencia (PREPARE) en África.

Pero algunos de esos países africanos, como Ghana, lamentaron que Washington no tenga un “compromiso total” en materia de financiación y apoyo.

Uno de los temas centrales de esta COP es el diseño de un mecanismo de “pérdidas y daños” con el que compensar económicamente a los países más vulnerables ante los efectos del calentamiento global, como sequías, inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos, además de enfermedades, migraciones y conflictos.

La idea es que sean los países más desarrollados quienes asuman la responsabilidad de sus emisiones históricas y se hagan cargo de esas indemnizaciones. Pero algunas naciones, como EE.UU., son reacias a este futuro mecanismo.

GIRO EN LA POLÍTICA CLIMÁTICA DE EE.UU.

La EPA, que durante el mandato de Donald Trump (2017-2021) estuvo a cargo de Scott Pruitt -reconocido negacionista climático-, recuperó el programa contra el calentamiento global al incorporarse el nuevo equipo de Gobierno de Biden, que colocó a Regan al frente de la agencia y regresó al Acuerdo de París.

En la entrevista con EFE, Regan remarcó el papel transformador del Inflation Reduction Act (IRA), la legislación aprobada recientemente en el Congreso que los ecologistas aplaudieron por su potencial para acelerar la transición energética, para dirigir fondos a la mitigación y a la adaptación climática.

“La EPA ha recibido más de 40.000 millones de dólares, una enorme suma de dinero, para centrarnos en formas innovadoras y creativas de reducir las emisiones de gases invernadero”, avanzó Regan.

Lo harán a través de fondos que irán directamente a las comunidades, para que “se protejan a sí mismas con esas ayudas y mediante otros mecanismos”, así como a un “fondo de emisiones de gases de efecto invernadero centrado en cómo invertir en tecnología empleando dólares federales y aprovechando el capital privado”, detalló.

JUSTICIA CLIMÁTICA Y RACIAL

La incorporación a la dirección de la EPA de Regan, el primer hombre negro al mando de esta agencia, supuso en marzo de 2021 un hito para la justicia racial en EE.UU., todavía azuzado por el polémico asesinato de George Floyd.

La lucha antirracista y la climática están muy ligadas en el país, donde “las minorías están en primera línea y se enfrentan al peor impacto del cambio climático por la indiferencia y la falta de inversión hacia sus comunidades”, lamentó Regan.

“Lo que estamos haciendo ahora es centrarnos en los recursos para aquellas que más lo necesitan”, zanjó.

Marta Montojo e Isaac J. Martín

(c) Agencia EFE