No todos los regalos de Kanye a Kim han sido carísimos y espectaculares

·2  min de lectura


A lo largo de su relación sentimental, Kanye West se ha ido superando a sí mismo con los regalos que le ha hecho a su esposa Kim: desde un exclusivo bolso Birkin pintado por su hija North a 200.000 dólares en acciones de Netflix, Disney, Amazon y Apple o un holograma de su fallecido padre, Robert Kardashian, con el que sorprendió a la celebridad con motivo de su 40 cumpleaños.
Sin embargo, no todos sus obsequios implican un desembolso económico considerable. Según se ha encargado de desvelar ahora Kim, hace una década su marido conmemoró su entrada en la treintena escribiéndole un poema en una tarjeta de felicitación que había diseñado él mismo.
"Lo guardo todo", ha desvelado ella en Instagram junto a una fotografía de la tarjeta en cuestión, que incluía el mensaje "más vale tarde que nunca".
El poema de Kanye arranca afirmando "tú eres mi demonio / tú eres mi ángel / tú eres mi cielo / tú eres mi infierno" y continuaba así durante otros once versos.
Lo que más ha llamado la atención de sus seguidores es que, para tratarse de un hombre que se considera uno de los artistas más grandes de toda la historia, el rapero no se esforzó demasiado ni con las ilustraciones ni con su ortografía, que le llevó a escribir mal la palabra 'yaught' en lugar de 'yatch' para referirse al yate que había dibujado o deletrear 'Birkin', el modelo de bolsos de Hèrmes, como 'Berkin'.
Kim también ha desvelado que esa composición poética acabó sirviendo de inspiración para la canción 'Lost in the World' que Kanye incluyó en su disco 'My Beautiful Dark Twisted Fantasy'. "No se le ocurría nada para una parte de la letra", ha recordado. "Usó el poema que me había escrito y lo convirtió en una canción".