Reforma a GN "no es un cheque en blanco": Sánchez Cordero

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- La presidenta de la Comisión de Justicia del Senado, Olga Sánchez Cordero, aseguró que la reforma para que la Sedena asuma el control de la Guardia Nacional "no es un cheque en blanco" por lo que este cuerpo debe cumplir con sus obligaciones constitucionales de prevenir, investigar y perseguir el delito.

"Una eventual aprobación de este dictamen no debe ser entendida como un cheque en blanco. No es un cheque en blanco para la Guardia Nacional para sus mandos tácticos, estratégicos y operativos", subrayó.

Al presentar el dictamen al pleno, recordó que el Senado deberá analizar y aprobar el informe de actividades de la Guardia Nacional, así como aprobará la estrategia nacional de seguridad, además de que su actuación deberá ser apegada a los derechos humanos, salvaguardando la vida, el orden público y la paz.

"Daremos un puntual seguimiento al desempeño de la Guardia Nacional, significando que tienen que capacitarse en materia de prevención del delito, actividades policiacas de proximidad".

En tribuna dijo que la Guardia Nacional no sólo debe dar rondines sino cumplir con sus obligaciones constitucionales de prevenir, investigar y perseguir el delito.

Destacó que la difícil situación del país en materia de seguridad durante las últimas cuatro décadas, tal cual ha sido diagnosticada por especialistas y por diversos grupos sociales, quienes han planteado diversas rutas para generar políticas, estrategias, niveles tácticos para la atención y resolver la seguridad pública en beneficio de la sociedad en su conjunto.

Agregó que se ha logrado un consenso en los últimos tres años para la conformación de la Guardia Nacional, y su operación táctica y administrativa del cuerpo, por lo que se debió atender las diversas circunstancias para su operación.