La reforma contra factureros también se va contra Pymes, acusa MC

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 13 (EL UNIVERSAL).- La bancada de Movimiento Ciudadano (MC) en el Senado lamentó que las reformas contra factureros falsos haya sido combinada con acciones contra la defraudación fiscal, y en ello se vulnere a pequeñas empresas y gente que trabaja por su cuenta y se les sancione por fallas mínimas e involuntarias y se les persiga como si cometieran actos terroristas.

El senador Samuel García Sepúlveda dijo que "en movimiento Ciudadano vamos con todo el peso de la ley contra la compra venta de facturas, pero la Procuraduría Fiscal agregó en el proyecto defraudación fiscal y defraudación fiscal equiparada".

Con ello, explicó el legislador, "no es nada más ir contra el facturero, también es contra la Pyme que no presenta una declaración tres veces, y contra el emprendedor que no tiene registro contable o la ama de casa que vende por catálogo.

Esta semana, MC dio sus ocho votos en la votación en lo general de reformas a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada; la Ley de Seguridad Nacional; el Código Nacional de Procedimientos Penales; el Código Fiscal de la Federación, y el Código Penal Federal, a fin de perseguir la facturación falsa.

En lo particular, por conducto de García Sepúlveda se pronunció en contra en los puntos conflictivos de la reforma que incluso motivan una eventual Acción de Inconstitucionalidad.

En la reforma que se aprobó el mates, señaló García Sepúlveda, "el tema era factureros, pero metieron la defraudación fiscal que la comete un contribuyente que tres meses seguido presenta un pago provisional en ceros".

Todos caen en ese supuesto si el contador se equivoca, y en ese supuesto se aplica prisión preventiva oficiosa, cuando el causante supera un manejo de ocho millones de pesos. En esto, "hay un mundo de medianas y grandes empresas que sí superan ese límite y hoy están temblando".

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a las bancadas senatoriales que votaron en contra, o como en el caso de MC, que rechazaron la conjugación de la defraudación fiscal con criterios de Seguridad Nacional, y están dispuestos a solicitar la Inconstitucionalidad de la reforma.

"Estamos a favor, pero también de que se corrija el exceso, que se corrijan siete supuestos que ameritan prisión preventiva oficiosa y son desproporcionados".

López Obrador ha dicho de los senadores que critican la reforma que debería "darles vergüenza, junto con sus partidos, permitan el saqueo de México, y se atrevan a nombrarse representantes popular (cuando son), farsantes, simuladores, arribistas, politiqueros corruptos".

Al marcar como delito grave esta materia "no estamos respetando la Convención Interamericana de Derechos Humanos que prohíbe al Estado que por una simple deuda de carácter civil o fiscal un contribuyente vaya a ir a parar a la cárcel, sin tener siquiera el perdón del pago del ofendido".