Reforma electoral en Georgia es un ataque a minorías, afirman líderes latinos

Agencia EFE
·4  min de lectura

Atlanta (GA), 26 mar (EFE News).- La controvertida reforma a la ley electoral de Georgia que el gobernador republicano Brian Kemp firmó el jueves busca suprimir el voto de las minorías y constituye un claro ataque a estas comunidades, cuya participación electoral fue crucial en los pasados comicios presidenciales, aseguraron líderes hispanos y afroamericanos.

La iniciativa SB202 fue aprobada el jueves en la Asamblea General de Georgia con el apoyo de la mayoría republicana, y promulgada minutos después por Kemp, que la calificó de una medida necesaria para garantizar que las elecciones en el estado sean “seguras, accesibles y justas”.

“Este es un ataque en contra de las comunidades de minorías y la comunidad pobre que votan en Georgia. Están tratando de hacer trucos para suprimir el voto de estas comunidades para asegurar que ellos pueden ganar las elecciones”, dijo a Efe Jerry Gonzalez, director de la Asociación de Funcionarios Latinos Electos de Georgia (GALEO).

La medida impulsada por los republicanos impone nuevas restricciones al voto, como el requisito de mostrar una identificación oficial con foto para poder sufragar por correo -un documento del que cientos de miles de residentes del estado carecen, según activistas-, y le concede al estado poderes para asumir el control de los comicios locales si lo considera necesario.

La nueva ley también limita los sitios donde se pueden colocar buzones para depositar las llamadas boletas ausentes, así como también el horario de acceso a las mismas, y reduce el tiempo que los electores tienen para solicitar las boletas para sufragar por correo, entre otras restricciones.

Para Gonzalez, esta reforma está basada en la mentira que propagó el hoy expresidente Donald Trump de que hubo fraude en las pasadas elecciones presidenciales, y que están replicando los republicanos porque “no les gusta quién está saliendo a votar, porque le tienen miedo a la comunidad”.

El voto latino, afroamericano y asiático fue clave en la victoria de Joe Biden, que se convirtió en el primer candidato presidencial demócrata en ganar el estado desde que Bill Clinton lo hizo en la década de 1990, así como también en las elecciones de segunda ronda en enero para elegir a los senadores del estado.

“Vamos trabajar muy duro para que nuestra comunidad esté educada e informada sobre cómo puede evitar todos los bloqueos que han creado, para asegurar que puedan ejercer su derecho al voto”, agregó Gonzalez.

En ese mismo sentido se pronunció la legisladora estatal demócrata Zulma López, quien dijo a Efe que el reto ahora es asegurarse de que para las próximas elecciones la comunidad pueda tener “información clara y correcta” sobre los cambios a la ley para que todos puedan ejercer su derecho al voto.

“Vamos a tener que educarnos porque algunas reglas van a cambiar en cuanto al voto ausente, voto por adelantado y los buzones de voto. Esto no significa que no vamos a poder votar. Al contrario, tenemos que demostrar aun más que vamos a ejercer nuestro derecho al voto. Debemos tener un plan de antemano para votar”, dijo López, quien votó contra la medida junto con el bloque demócrata de la Cámara de Representantes.

"ATAQUE A COMUNIDADES DE COLOR"

De acuerdo con la Alianza Latina Pro Derechos Humanos (GLAHR), que realizó una intensa campaña contra la reforma por considerarla un “ataque a las comunidades de color”, la legislación afectará a más de 200.000 votantes en Georgia.

“En las últimas elecciones las comunidades de color tuvieron participación histórica. Ahora los legisladores en el Capitolio quieren silenciar nuestras voces al aprobar leyes que limitan nuestro derecho al voto”, sostuvo la organización.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottons, dijo por su parte que la aprobación de esta medida, que calificó de “divisiva” e “innecesaria”, es “profundamente decepcionante” y añadió que está diseñada para reprimir la participación de votantes en comunidades de color y otros grupos minoritarios.

“Es una vergüenza cambiar las reglas del juego simplemente porque perdiste”, manifestó la alcaldesa afroamericana.

Del mismo modo se expresó la activista afroamericana Stacey Abrams, excandidata a la gobernación de Georgia y considerada una de las artífices de la victoria demócrata en el estado al movilizar a las minorías y los jóvenes, que son parte de la base del Partido Demócrata.

“En 11 años, nunca fui testigo de un proyecto de ley masivo aprobado con tanta rapidez y firmado con tanta desesperación. Esto no era eficiencia ni principio. Es cobardía”, sostuvo la fundadora de la organización Fair Fight.

El presidente Biden también se pronunció el jueves contra de los esfuerzos republicanos para restringir el derecho al voto y prometió "hacer todo lo que esté” en su poder para frenarlos.

Lo que me preocupa es lo antiamericano que son todas estas iniciativas. Es enfermizo", dijo Biden durante su primera rueda de prensa desde que llegó al poder el 20 de enero.

(c) Agencia EFE