Reelecciones de intendentes: el Senado bonaerense ya tiene los números y la puja se define voto a voto en Diputados

·4  min de lectura
La Cámara de Diputados bonaerense giró el proyecto al Senado para su sanción
Ignacio Sánchez

Son horas de cálculos y negociaciones en la Legislatura bonaerense. En juego está el futuro político de los intendentes, que podrían quedar habilitados a nuevas reelecciones si mañana, cuando sesionen las dos cámaras, se aprueban modificaciones a la ley 14.836, que limita a dos los mandatos consecutivos permitidos, pero permite intentar un nuevo período si no se cumple más de la mitad del segundo mandato. El Senado, donde los números para impulsar cambios están garantizados, comenzará a debatir antes que Diputados, donde se concentran las cuentas y las tratativas de último momento.

El Senado está convocado para sesionar a las 13. Allí, los números son favorables al avance de la modificación de la ley. Dos horas después, será el turno de Diputados, la clave de la votación de un paquete que, además, contendrá el presupuesto 2022 y la ley fiscal impositiva que propuso Axel Kicillof.

Caso cuadernos: Indagan a Roberto Baratta por las pruebas que presentó Ernesto Clarens

El proyecto necesita dos tercios de la Cámara de Diputados (tiene 92 integrantes) para debatirse. La Legislatura está en período de sesiones extraordinarias y la ley de reelecciones entraría sobre tablas.

Juntos tiene un bloque de 40 diputados. Los que se oponen a los cambios en ese grupo cuentan entre 14 y 15, entre vidalistas y leales a Elisa Carrió, según pudo saber LA NACION. A ellos habría que sumarles 12 diputados massistas, que votarán en el mismo sentido contrario.

También en esa postura cuentan en la Cámara baja a la izquierda, que tiene dos legisladores. Y a los tres diputados de Avanza Libertad, la fuerza de José Luis Espert. “Vamos a votar en contra de este mamarracho institucional y jurídico. Lo que vale para el Presidente tiene que valer hasta para los secretarios generales de los sindicatos”, afirmó Espert a LA NACION.

“Tenemos el tercio; a ellos les falta un voto”, aseguró un diputado que se opone a cambiar la ley.

El resto, un número que oscila entre los 60 y los 62 diputados, se pronunciaría a favor de habilitar el debate. Una vez logrados los dos tercios, la votación en el recinto es por mayoría simple, un número que está garantizado.

El peronismo se agarró de la reglamentación y el 50% de sus intendentes pidió licencia. El objetivo era limitar reelecciones y evitar la concentración de poder de los barones. Hoy hay reelección indefinida cada seis años y todos los que se fueron son barones del conurbano”, afirmó a LA NACION una fuente opositora a favor de los cambios. La fuente agregó que aceleran ahora para evitar que, el año que viene y en sesiones ordinarias, el Frente de Todos haga avanzar un proyecto de derogación en las comisiones y lo apruebe con sus mayorías en ambas cámaras, sin necesidad de reunir dos tercios.

Un legislador vidalista definió como “horrible” la posibilidad de que su bloque termine votando dividido. “Lo más lógico sería postergarlo”, indicó.

“El primer período va a terminar siendo el de 2023, vamos a generar nuevos barones del conurbano. Es un escándalo, nos van a matar por 50 tipos”, afirmó a la nacion un legislador de Juntos por el Cambio que se opone a cambiar la ley.

En el Senado se presentó el proyecto para cambiar la reglamentación de la ley, y establecer que el segundo mandato debe contarse como tal más allá de su cumplimiento parcial o total. Es una iniciativa de los senadores Joaquín de la Torre y Juan Pablo Allan.

De la Torre, junto a la exgobernadora María Eugenia Vidal y el exjefe de Gabinete Federico Salvai, fue uno de los firmantes de la reglamentación de 2019, que abrió las puertas a los pedidos de licencia de una veintena de intendentes que sortearon, así, la prohibición de postularse nuevamente. Ese detalle reprochan los legisladores vidalistas.

Cristina Kirchner sumó otro sobreseimiento por un sugestivo giro de la AFIP

En el Senado, el escenario es de 23 legisladores de Juntos y 23 del Frente de Todos, que además tiene la presidencia, que define en caso de empate, a cargo de la vicegobernadora Verónica Magario. Según pudo saber LA NACION de fuentes de esa Cámara bonaerense, solo diez senadores (entre vidalistas, massistas, de la Coalición Cívica y del GEN) están en contra de habilitar el debate y aprobar cambios. Faltarían al menos seis para trabar el ingreso del tema, que necesita de dos tercios de los 46 senadores para ser tratado en sesiones extraordinarias.

El proyecto que debatirá el Senado es el referido a la reglamentación de la norma. Pero fuentes de la oposición en esa Cámara informaron a LA NACION que esperan que ingrese una propuesta que defina desde cuándo se contará el primer mandato permitido. Es una tarea que reservan al peronismo. Actualmente, el primer período es el de 2015. La ley se sancionó en 2016 y esa retroactividad es eje de reproches.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.