Reed Hastings renuncia como CEO de Netflix

CIUDAD DE MÉXICO, enero 19 (EL UNIVERSAL).- Cuando Netflix anunció sus ganancias trimestrales, el cofundador Reed Hastings reveló que, después de 25 años al frente de la empresa que pasó de ofrecer un servicio de alquiler películas por correo a convertirse en un gigante del streaming, ya no es su director ejecutivo.

El empresario señaló que es hora de completar su sucesión y por ello dará oportunidad al jefe de contenido Ted Sarandos, codirector ejecutivo en 2020. Sarandos continuará en ese cargo, pero ahora compartirá funciones como codirector ejecutivo con Greg Peters, ex director de operaciones de Netflix.

En otros movimientos ejecutivos, Bela Bajaria es ahora directora de contenido de Netflix, y Scott Stuber ha sido nombrado presidente de Netflix Film.

Hastings deja su cargo como CEO de la compañía el día en que reportó 223 millones de suscriptores de pago en todo el mundo. La compañía ahora es un jugador masivo en la creación de contenido, no solo en su distribución, y recientemente negoció un debut teatral limitado para la película Glass Onion de Rian Johnson.

También está fomentando un negocio de juegos en crecimiento, con títulos móviles, pero mostrando signos de planes más importantes a la vuelta de la esquina.

El cambio de liderazgo también tiene lugar cuando Netflix lanza la transmisión con publicidad por primera vez y establece restricciones más firmes sobre el uso compartido de cuentas y contraseñas.

Ambas son acciones a las que Hastings se había resistido públicamente hasta que la caída de suscriptores de la primavera pasada, la primera vez en una década que sucedió, que se remonta a la debacle de Qwikster, empujó a la compañía a revisar sus posturas.

"Greg Peters dejará de ser director de operaciones para convertirse en codirector ejecutivo. En el futuro, me desempeñaré como presidente ejecutivo, un rol que los fundadores suelen asumir (Jeff Bezos, Bill Gates, etc.) después de pasar la batuta de director ejecutivo a otros. Ted, Greg y yo hemos estado trabajando en estrecha colaboración en diferentes capacidades durante 15 años. Como es común en las relaciones duraderas y efectivas, todos hemos aprendido a sacar lo mejor de cada uno. Espero trabajar con ellos en este puesto durante muchos años más.

Ted y Greg han desarrollado una gran confianza y respeto mutuo a través de sus éxitos y fracasos colectivos. Además, siempre se puede confiar en ellos para anteponer los intereses de Netflix. Estas cualidades, combinadas con sus conjuntos de habilidades complementarias, su profundo conocimiento del entretenimiento y la tecnología, y su trayectoria comprobada en Netflix, crean una oportunidad única para generar un crecimiento más rápido y un mayor éxito a largo plazo con ellos como codirectores ejecutivos".

Como se escribió anteriormente en su publicación anunciando el movimiento, Hastings asumirá el papel de presidente ejecutivo, una posición en la que dice que estará " durante muchos años".