Redes. “Este gobierno nos mató a polenta”

·2  min de lectura
Captura de Video
Captura de Video

Durante la jornada, marcharon desde distintos lugares del centro porteño hacia Plaza de Mayo movimientos sociales con distintos reclamos al presidente Alberto Fernandez: trabajo, un salario igual a la canasta básica, alimentos para los comedores, conectividad y dispositivos para que los pibes pobres puedan estudiar. Bajo la consigna “Polentazo” los manifestantes criticaron el envío de polenta a los comedores.

Luego de la protesta, que según el dirigente del Polo Obrero, Eduardo “Chiquito” Belliboni convocó alrededor de 50.000 personas; se viralizó en las redes sociales, bajo la consigna el “polentazo”, el pedido de una manifestante para que el Gobierno deje de enviar polenta a para los comedores.

“En el ministerio de desarrollo, haciendo el polentazo debido a que este Gobierno además de no mandarnos la comida como debe, las veces que nos ha mandado en un solo mes de lo que va del año nos mató a polenta. Le preguntamos a los funcionarios si con polenta se vive”, dice la manifestante.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Belliboni, explicó a LA NACION que la situación que están viviendo en los barrios humildes es preocupante. “Desde noviembre del año pasado el Gobierno manda entre el 40% y 60% de polenta y sémola a los comedores”, dijo y agregó que “son pocos los productos” y que es escasa la cantidad de leche, aceite y latas tomate que envían.

Muchos de los que estaban ahí votaron a Fernández y hoy están defraudados”, aseguró el dirigente.

El dirigente dijo que hace unos días planteó esta realidad al ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo quien le aseguró que están “buscando un mecanismo” y que desde el Gobierno estarían analizando la entrega de un bono previo a la reunión del Consejo Económico y Social que se realizará el mes próximo.

Por otra parte, Belliboni cuestiona el salario mínimo ya que se encuentra en 22.000 pesos y actualmente la canasta básica es de 27.000 pesos. “Dijieron que era un Gobierno que venía a defender a los pobres y nosotros pensamos que es exactamente al revés”, enfatizó y recalcó que pensar hoy en “pedir trabajo” es una “quimera” ya que las ofertas de empleo están paralizadas.

Otro de los reclamos fue la necesidad de vacunar contra el coronavirus a los trabajadores de los comedores populares. En este punto, a Belliboni le sorprendió la respuesta que obtuvo de Arroyo que le aseguró “estar haciendo campaña” para conseguir la inclusión. “Se vacunaron tantos y esta gente que es realmente esencial no está incluída. Si no se vacunan, no solo van a entregar comida, sino también el virus”, dijo.

Finalmente, tambien pidieron por la conectividad a internet y entrega de dispositivos para que los jóvenes de los barrios de bajos recursos puedan estudiar con la modalidad virtual que trajo la pandemia del coronavirus. “Trotta ni siquiera quiso recibirno”.