Ataques aéreos sobre este de Siria matan a 6 miembros de grupo respaldado por Irán

BAGDAD (AP) — Tres ataques aéreos nocturnos en el este de Siria, cerca de un paso fronterizo estratégico con Irak, mataron el sábado a seis integrantes de un grupo respaldado por Irán, indicaron dos miembros de milicias iraquíes a The Associated Press.

El operativo en la región fronteriza de Boukamal se produjo horas después que un grupo que aglutina a insurgentes iraquíes respaldados por Irán —conocido como Resistencia Islámica— reivindicó la autoría de un ataque contra una base militar estadounidense en la ciudad de Irbil, en el norte de Irak.

El grupo ha llevado a cabo más de un centenar de ataques contra posiciones de Estados Unidos en Irak y en el este de Siria desde el inicio de la guerra entre Hamás e Israel el 7 de octubre.

Cuatro de los fallecidos pertenecían al poderoso grupo insurgente libanés Hezbollah mientras que los otros dos eran sirios, indicaron los insurgentes, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa. Otros dos resultaron heridos, añadieron.

Por su parte, un colectivo activista que cubre las noticias de la zona, Deir Ezzor 24, indicó que la ofensiva aérea alcanzó dos puestos insurgentes y un almacén de armas que dijo que había sido abastecido recientemente con lanzacohetes y municiones.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo opositor con sede en Reino Unido que monitorea la guerra, señaló que además del polvorín, los ataques se dirigieron contra un convoy de insurgentes que había llegado a Siria desde Irak, además de contra un lugar donde entrenaba un grupo afiliado a la Guardia Revolucionaria paramilitar iraní.

Según el Observatorio, la ofensiva aérea dejó nueve muertos —tres de ellos sirios y seis de otras nacionalidades.

Un funcionario estadounidense dijo que Estados Unidos no llevó a cabo los ataques. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir las operaciones militares.

Washington ha confirmado ataques anteriores contra posiciones de milicias respaldadas por Irán tras el aumento de ataques en los últimos dos meses.

El presidente Joe Biden ordenó la semana pasada al ejército estadounidense que llevara a cabo ataques contra grupos iraquíes respaldados por Irán tras un ataque con cohetes que hirió a tres soldados de Estados Unidos.

El aumento de las tensiones ha puesto a Bagdad en una situación delicada. El primer ministro iraquí Mohammed Shia al-Sudani ha tratado de relajar la tensión entre los grupos insurgentes que lo ayudaron a llegar al poder y Estados Unidos, donde se encuentran las reservas de divisas de Irak.

La región de Boukamal en Deir el-Zour, Siria, ubicada a lo largo de la frontera iraquí, ha sido un área estratégica para los milicianos respaldados por Irán desde que fue recuperada del grupo extremista Estado Islámico en 2019. Las fuerzas de la coalición estadounidense perpetraron ataques contra convoyes allí antes del aumento reciente de las tensiones.

Más tarde, medios estatales sirios reportaron que los ataques aéreos israelíes sobre áreas al sur de la ciudad de Alepo causaron daños, pero no hubo reportes de víctimas. La emisora ​​de radio progubernamental Sham FM indicó que los ataques se produjeron cerca del aeropuerto de Alepo pero no lo dañaron.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que sólo uno de los seis misiles israelíes impactó cerca del aeropuerto y que los otros cayeron en áreas donde se hallaban milicianos respaldados por Irán y arsenales. Añadió que los ataques mataron o hirieron a siete personas, sin ofrecer más detalles.

___

Chehayeb reportó desde Beirut. La periodista de The Associated Press Lolita Baldor contribuyó a este despacho desde Stratford, Connecticut.