Pocos recursos económicos, factor de riesgo alto ante Covid-19

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 18 (EL UNIVERSAL).- Investigadores del Colegio de México y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) analizaron que por encima de los factores de riesgo que desencadenan el Covid-19 grave, como la edad y las enfermedades preexistentes, la población con sueldos bajos es la más susceptible a requerir hospitalización o sufrir un deceso.

El estudio, revisado por pares y publicado por "The Lancet Regional Health", demostró que la falta de recursos, así como una situación económica robusta influye determinantemente en los efectos de la enfermedad del nuevo coronavirus.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el doctor Raymundo Campos Vázquez, del Colmex, dijo que el estudio tuvo lugar, luego que a nivel mundial se asegurara que los municipios con mayor pobreza presentaban tasas de mortalidad mayores, en comparación con las regiones con ingresos altos.

Para comprobar o refutar esta hipótesis, los investigadores mexicanos estudiaron datos médicos de 412 mil 551 trabajadoras y trabajadores afiliados al IMSS, con test positivos al Covid-19. A partir de ahí, los expertos analizaron las variables socioeconómicas entre el grupo de estudio, para conocer cuál era el motivo preponderante que produjo la hospitalización o muerte: tomaron en consideración factores como edad, sexo, entidad u comorbilidades.

"Se creía que las localidades y municipios con menores ingresos se enfermaban más, derivado de la falta de acceso a la salud", explicó. Sin embargo, durante la investigación, realizada entre marzo a noviembre del 2020, los estudiosos se percataron que la situación económica fue el factor determinante por excelencia, por encima de otros indicadores.

Los resultados se obtuvieron gracias a un modelo econométrico, que ajustó por comorbilidades y el sector demográfico en el que viven los participantes: "con esto los resultados arrojaron la probabilidad neta de fallecimiento, con el objetivo de explicar la mortalidad de la enfermedad", detalló.

Otro de los factores de riesgo de mayor presencia entre las y los voluntarios fueron comorbilidades como la diabetes, hipertensión y el cáncer, pormenorizó el experto.

De acuerdo con el doctor en economía, las personas que pertenecen a la clase media se realizan más pruebas diagnósticas para descartar o asegurarse que han contraído el virus del SARS-CoV-2. Esta conclusión se llevó a cabo determinando diferentes rangos de salario entre los participantes. Los investigadores tuvieron acceso a esos datos, ya que los trabajadores son registrados con su salario por el IMMS.

Los trabajadores que están entre el 60% y 90% de ingresos más altos se realizaron un mayor número de pruebas que los trabajadores de ingresos más bajos, dicta el documento.

"La falta de probabilidad de ser positivo no cambia sustancialmente con el ingreso económico de las personas -aseveró el economista-, lo que sí cambia es la probabilidad de hospitalización y la probabilidad de fallecer".

Campos Vázquez expresó que la probabilidad de fallecer es de cinco veces más, para alguien con menores ingresos, por encima de una persona con mayores ingresos. El investigador advirtió que estas cifras descontaron los efectos de enfermedades preexistentes: "está relación no puede ser explicada por comorbilidades porque ya están tomadas en cuenta", profundizó.

Además, el especialista indicó que durante los ocho meses en que se llevó a cabo la investigación, ocurrió una notable disminución en la tasa de letalidad de la enfermedad. Esta reducción sucedió antes que comenzarán las jornadas de vacunación en nuestro país, en diciembre de 2020, por lo que el doctor, a título personal, expuso que se debería a que las poblaciones con ingresos más altos tenían también mayor acceso a información, en torno a la pandemia, por lo que se percataron de la sintomatología desarrollada con mayor anticipación, por ende, se trataron oportunamente.

A la postre, el integrante del Colmex consideró que este trabajo podría ser la pauta para llevar a cabo nuevos estudios que aborden, a través de investigación futura, los motivos que desencadenan dicha desigualdad y la forma de actuar mediante protocolos de salud pública, pues si bien, nos encontramos en una de las etapas de mayor disminución de los casos por Covid-19 en el país, la batalla contra el virus continúa, y algunos científicos han señalado la probabilidad que México se enfrente a una cuarta ola de contagios, como ocurre actualmente en Europa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.