Recurren a los rituales para recibir el año

Kevin Ruiz y Atenea Campuzano

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 30 (EL UNIVERSAL).- Para Lizbeth, la Bruja del amor del Mercado de Sonora, 2023 se visibiliza difícil, pero eso no impide que la gente acuda a pedir por salud y empleo.

"El amor ahorita no importa, la gente está buscando ropa amarilla y dorada, el amor ahorita no les interesa, quieren estabilidad para su casa, familia. Tienen miedo de que no puedan llevar algo a casa", comenta.

Previo a la plática en el pasillo 12 del Mercado de Sonora, dos señores acuden a la Bruja del amor para que les lea las cartas, quieren saber cómo iniciarán 2023.

Lizbeth recomienda, como parte de los rituales para recibir el Año Nuevo, bañar 12 monedas con una esencia y frotarlas por todo el cuerpo, luego, aventarlas y dejarlas en el suelo un par de días.

En el Mercado de Sonora decenas de capitalinos, en su mayoría mujeres mayores, se abren paso entre hierberas, curanderos, brujas y veladoras multicolores.

"Vine a buscar mis conejitos del año que comienza y mis veladoras para encenderlas cada primero de mes. Ya compré mis semillas de la abundancia para regalárselas a mi familia, porque sí funcionan, te rinde más tu dinero", asegura Alicia Flores mientras guarda las 10 figuritas que compró.

Verónica Ocaña dice que desde hace 10 años que contrajo matrimonio no ha dejado de comprar sus amuletos. "Para mí lo que más importa es la fe que uno le ponga, la intención y el propósito".

Los más socorridos por los capitalinos son los amuletos de conejo que van desde los 25 hasta 70 pesos "preparados" y los amarres para los encuentros pasionales.

Las limpias también son el ritual más solicitado para cerrar el año.