Recuperan instalaciones invadidas del centro Puerto Morelos

·3  min de lectura

CANCÚN, QR., marzo 18 (EL UNIVERSAL).- En cumplimiento a la suspensión otorgada por el Juzgado Quinto de Distrito en Quintana Roo, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública recuperaron las instalaciones del centro de conservación CrocoCún, en Puerto Morelos, en donde confirmaron la existencia de varios animales muertos y muchos más en mal estado de salud. El pleito entre la Inmobiliaria Cuimba, acusada por invadir con hombres armados parte de las instalaciones y secuestrar a los animales silvestres, aislándolos, ha escalado estos días al Congreso del estado y al ámbito judicial.

Ayer miércoles fue aprobado por un exhorto dirigido a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), presentado por la diputada del Partido Verde (PVEM) Tyara Scheleske, para salvaguardar la integridad de la fauna alojada en el sitio. Hoy, elementos de la Unidad de Inteligencia, Investigación y Análisis Tácticos Zona Centro, adscritos a la Policía Estatal de Quintana Roo, recuperaron las instalaciones de CrocoCun, invadidas violentamente desde el pasado de 19 de febrero por un grupo de hombres, supuestamente representantes de la Inmobiliaria CUINBA, que al momento de la diligencia no pudieron acreditar la legal posesión de la superficie que asumen de su propiedad.

La Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México (AZCARM) informó de la incursión de la Policía estatal, en donde fueron detenidas 10 personas. Ernesto Zazueta, director de la AZCARM, comunicó que, lamentablemente, se constató el fallecimiento de varios ejemplares de vida silvestre ahí custodiados y las malas condiciones en las que se encuentran la gran mayoría de los animales sobrevivientes. "Quisiéramos decir que estamos contentos porque finalmente las autoridades reaccionaron y se recuperó el predio de CrocoCun, pero desgraciadamente, como lo advertimos, hay algunos animales muertos, entre ellos cocodrilos.

"Estamos en espera de que acuda la Profepa para que realice una revisión oficial y minuciosa del estado de salud que guarda toda la fauna silvestre que fue secuestrada y el conteo de los ejemplares muertos para poder informarles a detalle. Por lo pronto es importante que sepan que ya ingresaron especialistas del Zoo y de la AZCARM a atender a los animales que se encuentran muy maltratados y evidentemente desnutridos", señaló.

Zazueta se dijo "sorprendido y desconcertado" por las recientes declaraciones del titular de la Procuraduría de Protección al Ambiente de Quintana Roo, Miguel Nadal, quien manifestó que los animales secuestrados en la segunda sección de CrocoCun, hace casi un mes, se encontraban "en buenas condiciones de salud y con todo lo necesario para garantizar su bienestar". Nadal aseguró que había inspeccionado el lugar ayer, "en atención a las múltiples denuncias ciudadanas", sobre el secuestro del lugar.

"De verdad no entiendo por qué una autoridad que debe velar por los animales, se atrevió a mentir de esa manera, desconozco el interés o trasfondo de esto, y espero que en las investigaciones de este lamentable caso se dé a conocer por qué el Procurador de protección al ambiente estatal mintió de esa manera", reprochó. Al agradecer la intervención de diversas autoridades federales, incluso, a la Fiscalía General de la República (FGR), afirmó que de haber perdido más tiempo "ningún animal hubiese sobrevivido".

El pasado 16 de marzo, Inmobiliaria Cuinba negó haber invadido instalaciones de CrocoCun; rechazó que mantuviese cautivos o secuestrados a los animales y aclaró que las 1.2 hectáreas de terreno que ocupan, son de su propiedad desde diciembre del 2019.