Recuperan 211 loros cazados en selva paraguaya

Por PEDRO SERVIN
Associated Press2 de enero de 2013
Ver fotos
En esta foto del 15 de diciembre de diciembre provista por la Secretaría del Medio Ambiente de Paraguay, pichones de loros (Amazona aestiva) rescatados son retirados de un cajón por el veterinario Carlos Britos , derecha, en el Parque Nacional Teniente Agripino Enciso en la frontera con Bolivia. Britos dijo que los pichones serán devueltos al medio salvaje una vez que aprendan a volar. La policía rescató 211 pichones robados de los bosques paraguayos y detuvo a cuatro personas. El robo de animales y plantas silvestres en Paraguay se castiga con hasta ocho años de prisión. (AP Foto/Secretaría del Medio Ambiente)

ASUNCION, Paraguay (AP) — Un cargamento de 211 pichones de loros que habían sido cazados ilegalmente en la selva paraguaya fue capturado por la policía en el Chaco Boreal, cerca de la frontera con Bolivia, informó el miércoles el veterinario Carlos Britos, de la Secretaría del Medio Ambiente.

"Estas aves serán liberadas cuando estén en condiciones de volar. Actualmente se encuentran en el refugio del parque nacional Teniente Enciso, localidad ubicada a unos 650 kilómetros al noroeste de Asunción, cerca de Bolivia", informó a la AP el profesional.

Los loros, de nombre científico "Amazona aestiva" y conocidos como loros habladores, pertenecen a la familia de los psitácidos y de acuerdo con la descripción realizada por Britos, en la adultez llegan a 35 centímetros de largo, aproximadamente, y pesan unos 400 gramos.

"El plumaje es muy bello con colores verde, una parte azulada, el borde de sus alas es rojo y los ojos de color naranja", indicó.

Los policías apresaron a cuatro personas como presuntas responsables del cargamento en las cercanías de la colonia menonita Neuland, a 350 kilómetros de Asunción. Les fue requisado el camión en que transportaban a las aves, que figuran entre los loros más preferidos como mascotas en las casas.

Según la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza, más de 400.000 de los loros han sido cazados para ser comercializados en el mundo.

"Aparentemente, las aves fueron cazadas en sus propios nidos en los árboles de la selva chaqueña. Iban a ser vendidas en diferentes ciudades de Paraguay", acotó Britos.

En Paraguay, la fauna y flora silvestres están protegidas por ley y quienes la violen se exponen a penas carcelarias de hasta ocho años.