La CE espera que todos países de la UE acaben firmando el acuerdo global de fiscalidad

·2  min de lectura

Bruselas, 2 jul (EFE).- La Comisión Europea (CE) celebró el "histórico" acuerdo casi mundial para una nueva fiscalidad de las multinacionales alcanzado el jueves en la OCDE y confió en que Irlanda, Hungría y Estonia, países miembros de la Unión Europea que no suscribieron el pacto, acaben sumándose cuando se concreten los detalles técnicos.

Bruselas considera que el acuerdo, firmado por 130 de los 139 países que forma parte del marco inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), "allana el camino para una solución global sin precedentes que traiga justicia y estabilidad al marco internacional de tributación empresarial", según indicó hoy el portavoz comunitario de Fiscalidad, Daniel Ferrie.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, había calificado ya el jueves de "histórico" el acuerdo, que llevaba años negociándose y deberá finalizarse de aquí a octubre.

En este sentido, Ferrie señaló que el Ejecutivo comunitario seguirá "contribuyendo activamente a las discusiones multilaterales en marcha para que el acuerdo sea totalmente respaldado por el G20 en julio".

Las conversaciones, añadió, continúan con todos los miembros del marco inclusivo de la OCDE, incluyendo aquellos que no firmaron ayer: Estonia, Hungría, Irlanda, Barbados, Kenia, Nigeria, Perú, Sri Lanka y San Vicente y las Granadinas.

"Confiamos en que conforme los detalles técnicos de la propuesta se desarrollen más en los próximos meses, los Estados miembros que faltan podrán firmar el acuerdo", dijo.

Una vez que el pacto esté finalizado, la Comisión Europea "trabajará rápido para ponerlo en práctica en la UE (Unión Europea)".

El mecanismo consensuado se estructura en dos "pilares" para el reparto sobre una base estandarizada de los gravámenes a grandes empresas entre todos los estados en los que tengan actividad, al margen de que tengan o no sedes sociales allí, y para la introducción de un tipo mínimo efectivo de impuesto de sociedades a nivel global.

Esto debería hacer mas difícil que las empresas se alojen en paraísos fiscales y eviten pagar impuestos.

A la espera de que se finalice el acuerdo en octubre, el Ejecutivo comunitario prevé presentar en julio su propuesta para introducir una tasa digital a nivel de la UE que, han insistido, no interferirá con las negociaciones internacionales ni provocará una doble imposición.

Sin embargo, para que cualquier medida en materia tributaria entre en vigor en la UE se necesita la unanimidad de sus 27 Estados miembros y la ausencia de Irlanda, Hungría y Estonia del consenso global augura una negociación difícil.

Dublín, en particular, viene defendiendo que la política tributaria es una de las herramientas clave para la competitividad de los países pequeños. En su caso, le ha permitido atraer a varias multinacionales a su territorio gracias a un impuesto de sociedades de solo el 12,5 %.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.