¿Recuerdas a la chica de Siberia con las pestañas congeladas? Su nueva foto de verano te sorprenderá

Por obra y arte de las redes sociales, Anastasia Gruzdeva se ha convertido en la imagen de las temperaturas extremas en nuestro planeta.

Anastasia Gruzdeva posa para una selfie a -50 grados Celsius (-58 grados Fahrenheit) en Yakutsk (sakhalife.ru photo via AP)

Una foto de la joven rusa con las pestañas cubiertas de hielo, tomada durante el duro invierno en Siberia, se convirtió en símbolo de las temperaturas extremas en las que viven muchos seres humanos.

Ahora, una nueva imagen de Gruzdeva ilustra cuán difícil puede ser también el verano en la ciudad siberiana donde reside.

De acuerdo con The Siberian Times, mientras el invierno en el área ve temperaturas que bajan a menos 60 grados Celsius, en verano las temperaturas pueden llegar hasta 30 grados Celsius o más, lo que la convierte en una de las áreas con temperaturas más extremas del planeta.

Sin embargo, 30 grados es una temperatura soportable, que muchos incluso disfrutan. Entonces, ¿qué complica el verano siberiano? Pues nada más y nada menos que los mosquitos, que proliferan de mayo a septiembre.

La nueva foto de Gruzdeva la muestra con el rostro, cuello y brazos cubiertos de esos molestos insectos:

“La imagen se tomó en segundos”, le contó a The Siberian Times sobre su foto en su pueblo, llamado Solnechny, que significa “soleado”. Dijo que se alejó de la zona momentos después de que se tomó la fotografía.

“De hecho, no los sientes tanto en la cara. Más sensibles son las piernas, los brazos y la espalda”, comentó. “Así que por unos segundos puedo soportar eso. Ten en cuenta, de repente pensé: ¿pueden picarme hasta matarme?”, añadió.

La nueva imagen ha recibido casi 10,000 “me gusta” desde que se publicó hace tres días.

Gruzdeva, empleada de una tienda para bodas, se ha convertido en la estrella siberiana de Instagram, donde sus fotos, que ilustran la vida en la remota región, son seguidas por más de 50,000 personas.