Recuerdan a Debanhi en el que sería su cumpleaños 19

·5  min de lectura

MONTERREY, NL., septiembre 4 (EL UNIVERSAL).- Este domingo, cuando Debanhi Susana Escobar Bazaldúa estaría cumpliendo 19 años de edad, después de una misa que su familia le organizó en Galeana, donde reposan sus restos mortales, su padre, Mario Escobar Bazaldúa, reiteró que seguirán luchando sin descanso, hasta encontrar justicia para que sean encontrados y juzgados los presuntos responsables de su muerte, pues como siempre ha insistido, desde que su cuerpo fue localizado en el fondo de una cisterna, su hija fue asesinada y su cuerpo plantado en el motel Nueva Castilla.

Al recordar con tristeza y nostalgia a su hija, que fue hallada sin vida el 21 de abril, trece días después que salió de su casa a divertirse con unas amigas, su madre, Dolores Bazaldúa, dijo que este domingo en que Debanhi estaría cumpliendo 19 años de vida, "es muy triste porque quisiéramos tenerla aquí presente con nosotros, desgraciadamente no pudo ser así"; empero señaló, Debanhi, vivió 18 años y siete meses, muy alegre, muy contenta, siempre disfrutando de todo lo que hacía, disfrutando de la familia que tenía, "por eso estamos aquí todos sus familiares, todos sus primos con ella".

Al cumplir los 18 años, recordó, Debanhi estaba contenta porque ya había llegado a esa edad que tanto anhelaba. "Disfrutó su fiesta, la merienda que se le hizo, sus mañanitas" y todo lo demás que le prepararon.

Decidieron pasar este día en el barrio Xalisco de Laguna de Labradores, municipio de Galeana, comentó doña Dolores, fue porque en esa comunidad desde que Debanhi estaba chiquita, solían pasar sus vacaciones escolares. Respecto al 19 aniversario al que Debanhi no pudo llegar con vida, dijo Don Mario, la joven "tenía muchos sueños, muchos proyectos de vida, lamentablemente gente mala, sin corazón, nos la arrebató".

Y en relación a la misa, comentó, "hay gente que vino de Reynosa, manejaron siete horas; gente que viene de Coahuila y de otros estados de la República; gente que nos ha mandado las condolencias por Facebook, hace rato tuvimos la transmisión de una misa en vivo y había bastante gente, más de mil, y sin haberla anunciado". Entre las personas que acudieron con su familia hasta Galeana, está Kenia Balladares, de Reynosa, Tamaulipas, madre de dos hijas, una de ellas de la edad de Debanhi. Dijo que el caso de la joven universitaria, dejó un fuerte aprendizaje en el sentido de que en la familia siempre debe haber confianza y que los jóvenes sepan que van a contar con el respaldo de sus padres y demás familiares.

A toda esa gente que nos expresa su empatía y manda su apoyo, "queremos decirles que vamos a seguir luchando por esta causa, no vamos a parar, vamos a seguir poniendo nuestra vida de por medio por encontrar la verdad, por encontrar a los presuntos culpables" por la muerte de Debahi Susana, señaló su padre.

"Estamos en espera de la atracción del caso por la FGR, este es un día muy doloroso para nosotros porque Debanhi, tenía muchos sueños, pero lamentablemente no se dieron las cosas, nosotros vamos a seguir en pie de lucha para que no vuelva a pasar con ninguna niña, con ningún niño esta situación", declaró.

Recordó que dentro de las investigaciones iniciales, habían comentado las autoridades de la Fiscalía que probablemente Debanhi se había resbalado y murió de forma accidental; pero "eso nunca pasó, los tenis (que traía puestos) son antiderrapantes, y por eso mucha gente se combinó con nosotros por la empatía, por querer la justicia, y esta fue una forma de hacer presión" para echar abajo la versión inicial de la Fiscalía de que murió al caer accidentalmente a la cisterna del motel Nueva Castilla.

A poco de cumplirse cinco meses (el 8 de septiembre) de que Debanhi Susana salió de su casa con unas amigas para divertirse, siendo reportada su desaparición al día siguiente, dijo Don Mario, ya no hay condiciones para que la Fiscalía General de Justicia del Estado siga llevando el caso, por lo cual solicitó hace días que la Fiscalía General de la República ejerza la facultad de atracción y se haga cargo de las investigaciones a fin de dar con los responsables del feminicidio de su hija.

Y por ello también ha solicitado que los diputados del Congreso local, citen a los funcionarios de la FGJENL que han tenido relación con el caso, para que sean investigados, porque la muerte de Debanhi no fue por accidente, reiteró. "Desde el 21 de abril (cuando fue hallado el cuerpo) yo dije esto no fue accidente, dije que la mataron y la plantaron ahí (en la cisterna del motel Nueva Castilla) y cuando dieron a conocer la primera necropsia del Semefo de la FGJEN", comentó el padre de Debanhi.

"Vamos paso a paso dando resultados legales para tratar de echar abajo todo lo que ellos tenían contemplado, y eso nos sirvió para que el caso se hiciera público a nivel internacional, para que el presidente (Andrés Manuel López Obrador), volteara a Nuevo León, nos recibió y se comprometió con nosotros para tratar de encontrar a los presuntos culpables, y así con ese apoyo y de las comisiones que ha enviado a la entidad, agregó, "queremos seguir en pie de lucha para encontrar a los presuntos culpables y que se marque un precedente", para que a nadie más les pase lo mismo.

Mario Escobar expuso que hasta que solicitaron la atracción del caso por la FGR, la Fiscalía de Nuevo León empezó a hacer su trabajo que debió hacer cuatro meses y medio antes, y así sacó a una a una imputada, la recepcionista del motel Nueva Castilla, por falsedad de declaraciones ante una autoridad y el ocultamiento de posibles pruebas, los videos y equipo de grabación y monitoreo del citado establecimiento, que fueron asegurados durante un cateo a su domicilio.

Sin embargo, se trata de una carpeta alterna a que se abrió por feminicidio; "pero ya hablamos con el vicefiscal Luis Enrique Orozco y nos dijo que vamos a tener acceso para ver qué hay en esa carpeta, a fin de integrarla a la carpeta de feminicidios para que de ahí se desprenda lo que se tenga que desprender y que caiga quien tenga que caer", concluyó don Mario Escobar Salazar.