Rector de la UdeG llama a dialogar a Enrique Alfaro

·2  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., agosto 30 (EL UNIVERSAL).- El rector de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva, pidió al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, dialogar para resolver de manera definitiva el conflicto que arrastran la casa de estudios y la administración estatal desde hace poco más de un año y que se originó a partir de la reasignación de 140 millones de pesos que la UdeG tenía destinados para la construcción del Museo de Ciencias Ambientales.

"Quiero hacer un sincero llamado al diálogo para resolver este problema y ponernos a trabajar en lo verdaderamente importante: la educación de los jaliscienses", dijo Villanueva en un video que publicó en sus redes sociales.

El rector señaló que en vez de radicalizar su postura tras lo ocurrido el viernes pasado, cuando el mandatario amenazó a la rectora del Centro Universitario de los Valles, María Luisa García Bátiz, y otros funcionarios universitarios, prefiere hacer un llamado al diálogo y la civilidad.

"Esto no es una pelea de box y Jalisco no es un ring. Ni el rol del gobernador ni el del rector debe ser de boxeadores. Necesitamos madurez, necesitamos diálogo, necesitamos altura de miras, y poner por delante lo más importante: a Jalisco y a su Universidad", indicó Villanueva.

Se quejó de que a lo largo de este año la Universidad ha buscado el diálogo para exponer al mandatario las necesidades urgentes y a cambio ha recibido recortes presupuestales, insultos y cerrazón.

Recordó que se han realizado 141 caminatas pacíficas para manifestarse afuera de Casa Jalisco para tratar de "impedir un abuso de poder contra la Universidad.

Insistió en que si el gobernador quiere, se puede dejar fuera la construcción del Museo de Ciencias Ambientales pero no se puede permitir que este conflicto le quite oportunidades de educación a miles de jóvenes y se paralice la relación de ambas instituciones".

El rector señaló que hay proyectos de obras pendientes por más de mil 200 millones de pesos para poder aumentar la matrícula e insistió en que están disponibles las instalaciones del antiguo Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades donde se podría recibir a ocho mil nuevos alumnos sin construir un nuevo edificio.

Villanueva también llamó a la comunidad universitaria a no caer en provocaciones ni sumar a este clima de violencia, y pidió defender a la Universidad con firmeza, pero a la vez "con elegancia, con prudencia, con datos y argumentos objetivos".

Hasta ahora el gobernador no ha respondido ni se ha pronunciado respecto a la solicitud del rector.