Reconciliación, sello de mi gobierno: Ramírez Bedolla

·2  min de lectura

Carlos Arrieta, corresponsal

MORELIA, Mich., octubre 2 (EL UNIVERSAL).- Con la ausencia del mandatario estatal saliente Silvano Aureoles Conejo, este viernes rindió protesta Alfredo Ramírez Bedolla como gobernador constitucional de Michoacán para el periodo 2021-2027.

Ante el pleno del Congreso del Estado, Ramírez Bedolla señaló que la política de armonía y reconciliación será el sello de su gobierno, y destacó que tras un largo camino de aprendizaje al lado del presidente Andrés López Obrador, desde hace 24 años, ahora se hace realidad para Michoacán la Cuarta Transformación.

Además, acusó que la confrontación entre el gobierno estatal y la Federación es y ha sido un obstáculo para el crecimiento de la entidad, pero enfatizó que eso ya concluyó con la terminación de la pasada administración. Aunque consideró que ello tuvo como resultado profesores sin sueldos, programas desaprovechados y rezago en el desarrollo regional, económico y de infraestructura.

Expuso que en la administración de Silvano Aureoles se incrementó la inseguridad y "padecemos una crisis financiera y de instituciones en vilo por su desmantelamiento".

Ramírez Bedolla llamó a la unidad y a actuar con responsabilidad y en armonía, ya que todo el pueblo de Michoacán aspira a alcanzar la paz y la fraternidad.

En su discurso mencionó que en su gobierno habrá justicia para la gente y respeto a la autonomía de los pueblos originarios.

"Reconocemos los agravios cometidos en el pasado en contra de nuestros pueblos originarios. Ofrezco disculpas por las malas acciones, los malos gobiernos, por los actos cometidos en contra de los pueblos indígenas", dijo.

Anunció que su administración será austera y de buenas prácticas al servicio de la gente; además de sensibles a los grandes problemas de nuestra sociedad.

Incluso también adelantó que buscará la federalización de la nómina magisterial y que las instituciones universitarias sirvan a los jóvenes, no a las mafias.

Asimismo, reiteró que su gobierno estará regido por las reglas de la Cuarta Transformación: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de Michoacán.

"Nos están dejando un estado frágil, pero con un espíritu que se fortalecerá ante las dificultades. Unidos saldremos adelante. El gobernador es un ciudadano más", indicó.

Alfredo Ramírez Bedolla estuvo acompañado de funcionarios federales, gobernadores de otras entidades del país, de senadores, diputados federales, exmandatario michoacanos, así como representantes del sector empresarial, eclesiástico y partidista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.