Recomienda AMLO por COVID: quédate en casa

Staff Newsweek Península
·3  min de lectura

Burócratas federales trabajarán desde casa hasta el 11 de abril. Hay cinco entidades en rojo y en otras más las actividades económicas están semiparalizadas.

El inicio de 2021 se ha complicado en la mayor parte del mundo, incluyendo México por una nueva ola de infecciones de COVID-19 que han vuelto a semiparalizar la economía en buena parte de las naciones del G-20.

En México ya se rebasaron las muertes e infectados por el virus que se tuvieron en marzo y abril del año pasado, y aunque no se ha ordenado cerrar la economía con un nuevo programa de “Sana Distancia” que mandó a un confinamiento extremo, la Ciudad de México, principal motor de la economía nacional junto con el Estado de México, tiene semáforo epidemiológico en rojo.

Las autoridades de ambas entidades mantendrán la disposición de semiparalizar la economía hasta la próxima semana, mientras las camas de hospital y de terapia intensiva se están agotando por el número de nuevos enfermos. Las ambulancias que trasladan enfermos deben permanecer buena parte del día esperando que admitan a las personas que trasladan.

La Secretaría de la Función Pública determinó que por el alto riesgo a la salud, las oficinas federales mandarán a sus empleados a trabajar desde casa hasta el 11 de abril, sumando uno poco más de un año en “home office” desde en que se decretó la pandemia y el 23 de marzo del año pasado inició la jornada nacional de “San Distancia”.

Además de CDMX, Y Estado de México, están en rojo los estados de Guanajuato, Morelos y Baja California, en naranja con restricciones por la rapidez del contagio se mantienen Jalisco, Nuevo León, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, principalmente.

En muchas entidades a pesar de los contagios y que diariamente sube el número de internados en hospitales, las autoridades han mantenido el semáforo naranja y la continuidad normal de todas las actividades comerciales, empresariales, sociales y políticas, privilegiando que no se cierre la economía, arriesgándose a que los contagios puedan rebasar la capacidad hospitalaria, pero que no haya una crisis económica.

La Ciudad de México se resistió por semanas a llegar al color rojo y semiparalizar su economía, porque privilegió las actividades comerciales, en Nuevo León y Jalisco pasó lo mismo, hasta que tuvieron que ordenar medidas sanitarias porque los enfermos aumentaban dramáticamente.

EL MUNDO

En Tokio se declaró estado de emergencia y están en riesgo los juegos Olímpicos que deberían celebrarse en julio de este año, luego de que se pospusieron el año pasado por la misma razón.

En Los Ángeles California, se ordenó a las ambulancias que si un paciente en estado crítico no tiene posibilidades de sobrevivir ya no lo trasladen al hospital, para no saturar el nosocomio y dejar las camas a quienes si pueden recuperarse.
Reino Unido, Francia, Alemania, España, Dinamarca entre las principales naciones europeas han ordenado el cierre parcial de sus negocios e industrias, han cerrado sus fronteras total o parcialmente, por la nueva oleada del coronavirus. En América, Brasil ha superado todos los récords previos, igual que Estados Unidos.

Las vacunas ya empezaron a aplicarse en la mayor parte del plantea, pero no se verán resultados hasta la llegada del verano cuando hayan sido inoculados varios cientos de millones de personas alrededor del mundo y el “efecto rebaño” inicie su etapa, disminuyendo las muertes.