Tres recomendados para compartir con los chicos

·2  min de lectura
Carlos March hace Vivito y coleando
Alejandra López

Vivito y coleando: Una nariz roja con historia

Un actor se encontró un día con un maestro llamado Hugo Midón, con quien hizo el másters de la actuación: convertirse en payaso. Carlos March, que de él se trata, adoptó al graduarse al personaje de Camar, uno de los protagonistas de Vivitos y coleando, la saga midoniana de largo recorrido que alegró a varias generaciones. Ahora en solitario, en unipersonal dialogado con la platea de aforo acotado, retoma escenas y canciones, de la mano de la música de Carlos Gianni. Vivito y coleando, así, en singular presentación, fue estrenada por March antes de la pandemia en España. No es un fragmento de lo que antes hacía un trío, sino una rememoración personal, con ritmo propio, de la gran obra de Midón.

Domingos a las 17, en El Alambique, Griveo 2350. Entradas por Alternativa Teatral, $ 500.

Mundo Bilina
Mundo Bilina


Mundo Bilina

Mundo Bilina: Títeres al ataque

Libros de brujería, tarántulas, espejos que reflejan con retraso, una peluca enteramente hecha de lombrices, una muñeca con cerebro de sapo y un globo terráqueo puesto del revés: todas esas cosas guarda Bilina en su cuarto. Cada mañana cuando se levanta piensa una forma de destruir el mundo… Hasta que una noche recibe una visita inesperada que la ayudará a ejecutar con éxito sus complicadísimos planes. La Compañía Omar Álvarez y la Compañía Nacional de Fósforos, que dirige Cristian Palacios, adaptaron para teatro de objetos la novela Mundo Bilina, del mismo Palacios.

Sábados, a las 16, en Hasta Trilce, Maza 177. Entradas con reserva previa, $ 500.

Los musicos ambulantes Yuyachkani
Paola Vera


Los musicos ambulantes Yuyachkani (Paola Vera/)

Yuyachkani: Los músicos ambulantes

La historia de los músicos de Bremen del cuento de los Hermanos Grimm, llevada a escena por Luis Enríquez y Sergio Bardotti como Los saltimbanquis, fue retomada por el Grupo Cultural Yuyachkani, un ícono del teatro popular latinoamericano, representando la diversidad cultural peruana. Perro, gato, gallina y burro provienen de las distintas regiones del país andino, trayendo cada uno también su propia identidad musical. Juntos forman la canción coral de la tolerancia para una diversidad inclusiva. La histórica puesta en escena de Yuyachkani, que recorrió buena parte del continente, llega online como parte de la propuesta “¡FIESTA! Teatro latinoamericano en red“, generada por el Celcit.

Hasta el domingo, a las 23, disponible online, acceso gratuito.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.