Sin reclamos o amenazas, aprueban reformas a leyes en materia laboral

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 28 (EL UNIVERSAL).- En debate en el que no hubo ofensas, reclamos o amenazas, los 52 diputados locales presentes aprobaron reformas a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Ciudad de México, en materia laboral, así como a la Ley Orgánica del Centro de Conciliación Laboral.

Ambas iniciativas fueron presentadas el 17 de febrero pasado, por la jefa de Gobierno, Claudia Shenibaum Pardo: la primera, fue turnada a las comisiones unidad de Normatividad, Estudios y Prácticas Parlamentarias, así como Administración y Procuración de Justicia, con opinión de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social. Estatus; mientras que la segunda, a la Comisión de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social.

Sobre la primera ley, que fue aprobado por unanimidad, el pleno aceptó modificaciones a la iniciativa, aunque aceptaron los legisladores que es un modelo previsto en la fracción 20, del apartado A, del artículo 123, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece la existencia jurídica y competencia material de los tribunales laborales.

Al presentar dicho instrumento, a nombre de las citadas Comisiones Unidas, el vicecoordinador del PRD, Jorge Gaviño Ambriz, destacó que el dictamen vincula a los tres poderes, dada su relevancia.

"Es una de las iniciativas prioritarias de la Jefatura de Gobierno, de este Congreso y del Poder Judicial; es decir, esta iniciativa implica a los tres poderes de la Ciudad de México", enfatizó desde tribunal del Antiguo Palacio de Donceles.

Agregó que con estas reformas, cambia el modelo de impartición de justicia laboral que actualmente es impartida por la Juntas de Conciliación y Arbitraje (JCyA), dependientes del Poder Ejecutivo, pero serán sustituidas por los Tribunales Laborales.

Detalló el perredista que ahora, estos Tribunales tendrán la función de resolución de conflictos laborales, mediante acuerdos conciliatorios, liberando una gran parte de la carga de juicios ante los tribunales laborales, los cuales dependerán ahora del Poder Judicial de la Ciudad de México.

Gaviño Ambriz presentó una reserva para modificar el artículo II transitorio, cuya propuesta fue votada por unanimidad por el pleno del Congreso local, la cual establece que los tribunales laborales capitalinos deberán iniciar sus funciones, a más tardar el próximo 31 de diciembre.

Tras la aprobación del dictamen, el diputado local de Morena, Alberto Martínez Urincho, resaltó que el nuevo modelo tiene tres pilares: el nuevo modelo de justicia laboral, con tribunales adscritos al Poder Judicial; la libertad y democracia sindical; así como los Centros de Conciliación y Registro laboral.

A su vez, el diputado de Morena, José Octavio Rivero Villaseñor, consideró que, con la aprobación del dictamen, "damos un giro de 360 grados en tema de justicia laboral, que corresponde a todas las implementaciones que se han dado en diversos rubros en la Ciudad, anteponiéndola como una capital innovadora y de derechos".

Gaviño Ambriz detalló que esta reforma tiene como propósito central, reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial capitalino, para establecer la existencia jurídica y competencia material de los Tribunales laborales, que sustituirán a las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje.

Actualmente, comentó, esta Ley hace referencia dentro de este modelo de justicia laboral, a Juzgados Laborales, pero con las reformas existirán los Tribunales Laborales, de conflictos individuales y de conflictos colectivos, que conocerán de aquellos problemas que se susciten entre patrones y trabajadores, cuya competencia no sea federal.

Adicionalmente, la iniciativa aprobada establece y da competencia al personal que se encontrará adscrito a estos Tribunales Laborales, todos como parte del Poder Judicial de la Ciudad de México.

Posteriormente, el pleno del Congreso capitalino aprobó, también por unanimidad, el dictamen para expedir la Ley Orgánica del Centro de Conciliación Laboral, la cual permitirá la creación y el funcionamiento de esta instancia, que contribuirá a garantizar los derechos de las y los trabajadores capitalinos y agilizar la solución de los conflictos laborales.

A nombre de la Comisión de Asuntos Laborales, Trabajo y Previsión Social, su presidenta y diputada local de Morena, Alicia Medina Hernández, expresó que, con la instalación de este Centro, se contará con un sistema moderno para resolver los conflictos laborales, que responde a la reforma federal al sistema de justicia laboral y al nuevo modelo establecido, en beneficio de los trabajadores.

"Con la creación del Centro de Conciliación Laboral de la Ciudad de México, se establece la conciliación como requisito prejudicial obligatorio para la solución de conflictos, ya que anteriormente el proceso de conciliación era de carácter optativo dentro del mismo juicio", indicó.

Con relación a la eficacia de estos espacios, la morenista aseguró que "ha quedado demostrado que en las entidades federativas, en las que ya iniciaron operaciones estos Centros, han logrado que el 75% de los conflictos son solucionados por la vía de la conciliación, haciendo más expeditos los juicios, además de que reducen los costos para trabajadores y empresarios", afirmó.

En este sentido, Medina Hernández comentó que la conciliación es el mecanismo idóneo, confiable, ágil y eficaz para solucionar los conflictos laborales y propiciar el diálogo entre trabajadores y patrones, "a una situación jurídica que afecta directamente al derecho humano del trabajador".

Al razonar su voto, el diputado local del PAN, Diego Orlando Garrido López, confió en que la aprobación de esta ley, permitirá la plena autonomía de operación de este Centro, además de definir con claridad sus funciones, para resolver los conflictos laborales en un nuevo sistema, ágil y moderno, pues, consideró, retoma en un 90% la propuesta hecha por su grupo parlamentario.

Por su parte, Gaviño Ambriz reflexionó que estos Centros de Conciliación fueron establecidos en forma obligatoria desde 2017 en la Carta Magna, para resolver las controversias en materia laboral, pero cuestionó la falta de recursos económicos para el funcionamiento de éstos en la capital.

En votación nominal del pleno, el dictamen fue aprobado en lo general en forma unánime, mientras que una reserva al artículo 18, presentada por Garrido López, a fin de que la designación del titular del Centro de Conciliación sea hecha por el Congreso local, con base a una terna enviada por la jefa de Gobierno.

Empero, la propuesta del legislador del blanquiazul fue desechada por mayoría, para posteriormente el dictamen ser aprobado en los términos originales en forma unánime.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.