Protesta: una medida de fuerza paraliza fábricas de autos y faltan piezas

José E. Bordón
Autopista a Buenos Aires y AO12, próxima a Rosario
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

La protesta de los Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), que se inició el viernes pasado, y complica el tránsito en varias provincias ahora afectó a la industria automotriz cordobesa, ya que Renault tuvo que parar hoy la producción por falta de piezas.

Según informaron a LA NACION, Renault tuvo que suspender hoy la actividad productiva por faltante de piezas "originadas por el paro en el puerto de Buenos Aires y el conflicto de los Transportistas".

"La visibilidad es que mañana ya podríamos arrancar la producción en algunos sectores de la fábrica. Estamos haciendo los máximos esfuerzos para minimizar el impacto en la producción y monitoreando la situación para normalizar nuestra actividad", agregaron.

En tanto, desde Fiat dijeron que ayer tuvieron que parar la producción durante las dos horas del último turno y hoy no pudieron trabajar lo que significa "400 autos perdidos que habrá que recuperar en otro momento".

"Tenemos un camión crítico que llegó a la Argentina el domingo y desde entonces está dando vueltas por el país sin llegar a la fábrica. Ahora está a 70 u 80 kilómetros en un corte y si llega hoy con las piezas podríamos retomar mañana la producción", explicaron.

Más allá de este rodado hay otros 14 camiones dando vueltas por el país que no pueden llegar a destino a Fiat Córdoba.

Productividad e impacto ambiental: el gran desafío para el agro

TUDA reclama aumentos tarifarios tanto en fletes de granos, de hacienda y generales, además de exigir que los dadores de carga sean obligados a abonar una tarifa unificada a nivel nacional. Según los dirigentes que encabezan la medida de fuerza, esta será por tiempo indeterminado en todo el país y se concreta ayer en 40 puntos.

Transportistas Unidos es un grupo de alrededor de 2000 camioneros que se unieron al no verse representados por ninguna entidad existente. Se movilizan en todo el país por la pérdida de rentabilidad que sufre el sector. Los transportistas manifiestan que los costos fueron en aumento y las tarifas permanecen estancadas, lo que motivó a que comience un paro por tiempo indeterminado.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial de Santa Fe indicó ayer que desde la madrugada se realizaban protestas en otras rutas estratégicas de la provincia además de los accesos al túnel subfluvial "Uranga-Sylvestre Begnis", que une Santa Fe con Paraná, Entre Ríos. El corte al paso de camiones era total en la Autopista Rosario-Buenos Aires; Autopista Rosario-Santa Fe; Ruta Nacional 34, a la altura del kilómetro 334; intersección con Ruta Nacional 12 y en la Autovía 19, que une Santa Fe con San Francisco, a la altura de Josefina, casi en el límite con Córdoba.

Clúster manisero: con más exportaciones y valor agregado encara nuevos desafíos

Además había otro corte en la vecina provincia que impide el paso de camiones con cargas generales hacia este territorio, como ocurre en la intersección de Rutas 1 y 17, jurisdicción de Brinkmann.

El jefe del puesto caminero situado en el acceso lado Paraná del túnel subfluvial, Juan Carlos Nichea, explicó que "desde el sábado a la mañana se lleva adelante la protesta y, en un primer momento, solo dejaban varados los camiones cargados. "Hoy a la mañana cortaron la circulación de todos los transportes de carga, por lo que solamente pueden pasar vehículos particulares y colectivos", amplió.

Quema de cubiertas en Ruta 18 y AO12
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

Nichea afirmó que entre "25.000 y 30.000 autos" cruzaron el fin de semana por el viaducto. "Tenemos una circulación estable de entre 9000 y 10.000 vehículos por día, entre turistas y aquellos automovilistas que cruzan habitualmente", acotó.

Similares problemas enfrentaron anteayer quienes intentaban cruzar el puente Rosario-Victoria. Un piquete se instaló durante toda la jornada en el cruce de las Rutas Nacionales 34 y A012. "Hoy la circulación es normal", aseguró Santiago Carlucci, titular de TUDA.

El transportista independiente indicó ayer que el motivo del reclamo "es la emergencia económica del autotransporte de carga con altos costos logísticos que trepan de manera escalonada mientras no sucede lo mismo con las tarifas" y que piden atención por los aumentos de peajes y combustibles.

Carlucci explicó que los insumos están en dólares y las tarifas en pesos por lo que la disparidad es muy grande. "Este año hubo tres aumentos de combustibles (el gasoil es el socio estratégico a la hora de prestar servicio), 30% aumentaron los seguros, 45% las patentes, 55% los peajes de Buenos Aires, entre otras cosas. Comenzamos el año con un aumento que supera el 120%. Una cubierta que estaba $40.000 hoy está en $100.000", subrayó.

Autopista a BsAs y AO12
Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera

El reclamo

En su petitorio reclaman, entre otros puntos, lo siguiente:

Una tarifa regulada para las cargas generales Rápida actualización de las tarifas en base al aumento de costos de combustibleQue la tarifa mínima por kilómetro sea de $ 85Regulación y control estatal de los pagos de los fletes, ya que las demoras les hacen perder -por la inflación- hasta el 10% de sus ingresos. La creación de un ente regulador que revea condiciones y valores para obtener carnet de manejoMayor acceso de las empresas a subsidios para la compra de gasoil.Tarifa única de fletesRebaja en los costos de revisión técnica