Alberto Fernández, en The New School: “La derecha que promueve el odio y la violencia no debe tener cabida en el mundo que vivimos”

·3  min de lectura
El presidente, Alberto Fernández, brinda la conferencia "Desafíos globales: una perspectiva latinoamericana".
El presidente, Alberto Fernández, brinda la conferencia "Desafíos globales: una perspectiva latinoamericana".

El presidente Alberto Fernández advirtió hoy sobre los movimientos de “odio y violencia y los viejos fascismos que vuelven a reaparecer” en el mundo y sostuvo que el atentado contra Cristina Kirchner en la Argentina “es resultado de ese odio” y “negarlos no nos hace bien”.

Uno ve cómo las derechas recalcitrantes avanzan en Europa. No hay ningún problema con las derechas democráticas, pero las derechas que promueven el odio y la violencia no deben tener cabida en el mundo que vivimos”, dijo el mandatario al exponer sobre “Desafíos globales: una perspectiva latinoamericana” en la universidad donde llamó a “construir un nuevo sistema internacional equilibrado y equitativo”.

En el marco de su presencia en la ciudad de Nueva York, donde esta tarde expondrá en la asamblea general de las Naciones Unidas, Fernández señaló que “en la desesperanza es donde se siembra el odio, la violencia, los viejos fascismos que vuelven a aparecer en el mundo” y añadió: “ Lo que pasó con Cristina es resultado de ese odio y negarlo no nos hace bien ”.

Por otro lado, en su disertación, el Presidente habló de las consecuencias en todo el mundo de la pandemia, primero, y la guerra en Ucrania, después, y la necesidad de “construir algo distinto”.

Somos sobrevivientes de una pandemia, una de las mayores tragedias que la humanidad recuerda. Tenemos el deber ético y la obligación moral de construir algo distinto. El sistema financiero internacional distribuye riqueza en unos pocos y pobreza en millones”, dijo el mandatario argentino.

En cuanto a las consecuencias de la guerra en Ucrania, el jefe de Estado sostuvo: “Están sembrando hambre en el hemisferio sur. Es una guerra que afecta globalmente a todo el mundo. La voz de América Latina tiene que estar presente. Es muy posible que América Latina acabe teniendo una oportunidad en esta guerra, porque se necesita producir alimentos y energía”.

En el norte vuelan los misiles, en el sur se distribuye el hambre. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar esta injusticia? Tenemos que decir basta. Tocamos fondo con la pandemia. Basta”, concluyó.

El reclamo al FMI

En la previa de su presentación ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el presidente Alberto Fernández dio una conferencia en la Universidad The New School de Nueva York en la que hizo público el reclamo que le hizo ayer a la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Goergieva, en el marco del encuentro que mantuvieron. Tras hacer un análisis de la coyuntura internacional tras la pandemia de Covid-19 y en plena guerra entre Ucrania y Rusia, el jefe de Estado concluyó que es “evidente” que “el sistema financiero internacional concentra la riqueza entre pocos y distribuye la pobreza en millones” y habló de cómo se ven afectados en particular los países deudores.

En conferencia de prensa, Fernández contó: “Ayer, hablando con Kristalina Georgieva, le decía: atención que la pobreza no está solo en los países más pobres. El mayor porcentaje de pobreza lo tenemos los países de renta media, a los que nunca nos prestan atención, porque no somos ricos, pero tampoco pobres. Entonces, quedamos absolutamente alejados del socorro internacional. América Latina es el continente más desigual del mundo, donde la brecha entre ricos y pobres más nos divide y hace décadas que estamos en esa situación”.

Más tarde, volvió a referirse a la desigualdad que observa a nivel mundial con el foco puesto en la guerra entre Ucrania y Rusia. En ese marco, aseguró que “los países deudores” padecen “mucho más la realidad” actual.

“Tenemos que repensarlo y ayer lo hablaba también con Kristalina: no puede seguir existiendo el sistema de los sobrecargos que triplican las tasas de interés después de la pandemia que padecimos; no es posible que sigamos emitiendo DEGs para que queden en las arcas de los países poderosos. No es posible, porque seguimos enriqueciendo a los ricos. Tenemos que cambiar y la verdad es que el mundo nos ha dado una alerta a toda la humanidad. El llamado de a tención fue la pandemia. No darse cuenta en qué mundo vivíamos es un acto de necios”, sentenció.