Reclaman que la Policía de Nueva York deje de ser quien acredite a la prensa

Nueva York, 6 jun (EFE).- El fiscal de cuentas de Nueva York, Scott Stringer, solicitó este sábado que el Departamento de Policía de la ciudad (NYPD) deje de ser la autoridad encargada de dar acreditaciones de prensa oficiales, en respuesta a su mala gestión de las mismas y de las protestas de los últimos días.

Stringer, en una carta, urgió a la oficina del alcalde, Bill de Blasio, a que asuma directamente esa responsabilidad a la vista de las “restricciones” que la Policía impone a los periodistas.

“Estoy preocupado porque tras días de protestas masivas por el asesinato de George Floyd -protestas que el NYPD ha usado repetidamente para golpear y encarcelar a manifestantes pacíficos- el Departamento ha decidido de forma sumaria cancelar la emisión de nuevas acreditaciones de prensa”, denunció.

El fiscal de cuentas consideró que esa medida muestra una vez más que el NYPD es “exactamente la agencia equivocada para asumir la tarea crítica de salvaguardar los derechos de los neoyorquinos y estadounidenses a una prensa libre y sin restricciones”.

Stringer apuntó que hay numerosas denuncias sobre agentes que amenazan a periodistas que están cubriendo las manifestaciones con retirar sus credenciales y quejas, sobre todo de reporteros de medios más pequeños, de que sus solicitudes de acreditación son rechazadas de manera sistemática.

Además, criticó los requisitos que la Policía establece para la concesión de las acreditaciones y reclamó cambiarlos para dar acceso a más informadores.

La Policía neoyorquina ha sido criticada duramente en los últimos días por su uso de la fuerza para responder a los miles de manifestantes que han salido a las calles para protestar contra el racismo y, precisamente, contra la violencia policial.

Numerosas organizaciones y políticos locales se han lanzado a reclamar que se quite financiación a este cuerpo, el mayor departamento de Policía de Estados Unidos, con más de 36.000 agentes.

(c) Agencia EFE