Tras recibir a Evo Morales, Milagro Sala pidió "sacar a los gorilas"

Luis Colqui
·3  min de lectura
Evo Morales con Milagro Sala y Álvaro García Linera en la casa de la dirigente.
Fuente: Archivo

SAN SALVADOR DE JUJUY.- "Debemos tener el ejemplo de Bolivia, de resistir y pelearla para sacar a los gorilas del Gobierno de Jujuy. Como argentina y como coya, te pido disculpas por lo que Gerardo Morales hizo contra vos", exclamó Milagro Sala, tras recibir al expresidente de Bolivia, Evo Morales.

Sala, quien cumple prisión domiciliaria por dos condenas, tiene un enfrentamiento político con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Después de arribar el domingo al aeropuerto internacional Horacio Guzmán en Jujuy, Evo Morales en compañía de su exvicepresidente, Álvaro García Linera, cambió su agenda y decidió visitar a Milagro Sala en su casa de la capital jujeña. Allí mantuvo un diálogo con la dirigente social, quien cumple prisión domiciliaria.

Ante una nutrida concurrencia de personas -con numerosos allegados de Sala- y medios de comunicación, Morales y Sala compartieron un momento frente a las cámaras en un patio de la casa donde ambos recordaron sus incursiones en el ámbito de la política. Según puede apreciarse en un video, sin barbijo y sin distanciamiento social, así como también muchos de los presentes, conversaron durante algunos minutos tras el arribo del líder del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Y agregó: "Con todo lo que hemos vivido en América Latina con la intervención de Bolivia, estaba muy triste y con mucha indignación, porque le habían arrebatado la presidencia a Evo. Y que hoy esté acá, siendo solidario conmigo por la prisión que tengo, es un gesto de que es un excelente militante y un compañero que se dedicó a militar y a formar conciencia".

Morales, quien un rato antes había arribado a Jujuy en un vuelo procedente desde Buenos Aires, le expresó a Sala su agradecimiento por la recepción y le manifestó su deseo de que sea liberada, al recordar sus casi 14 años como presidente de Bolivia. En medio del diálogo, hizo hincapié en que cuenta con 29 procesos legales su haber, mientras que el exvicepresidente García Linera, con 8 ante la Justicia.

"Lo más importante es la unidad y nunca claudicar en nuestra ideología, que los pueblos indígenas desde la colonia somos víctimas hasta el exterminio. Nos hemos organizado desde la lucha sindical, social y electoral, recuperando la ideología que nos dejaron nuestros antepasados. También ayudan bastante los casi 14 años de gestión pública", expresó Morales.

Se refirió entonces a su intención desde antes de conocer a la dirigente social, que por motivos de la pandemia no pudo cumplir como tenía previsto. "Tenía muchos deseos de visitar a Milagro y comparto su lucha. Ya tenía programado [visitarla], pero con la pandemia se ha suspendido. Esperamos que sea liberada, es nuestro gran deseo. Yo he estado varios años detenido", manifestó.

Alberto Fernández viajó a La Quiaca para despedir a Evo Morales: "Vuelve a su casa"

Acompañados, entre aplausos y elogios, Sala le regaló obsequios referentes a la Túpac Amaru a Morales, que los recibió de manos de la dirigente, quien se considera presa política y se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria por su involucramiento en dos causas. En la de "Pibes villeros" a 13 años, por el desvío de $60 millones que eran destinados a la construcción de viviendas sociales, como parte de una megacausa por el desfalco de $700 millones, donde estarían involucrados exfuncionarios provinciales. Mientras que en "Las bombachas" a dos años, por amenazas a dos policías de "poner una bomba y hacer volar" una comisaría en el barrio Alto Comedero de la capital jujeña.

Con un fuerte operativo policial, Morales se retiró para emprender la caravana a su país, antes del acto con el presidente Alberto Fernández hoy en La Quiaca, y luego de un año de ausencia de Bolivia debido al exilio al que se vio obligado, en un contexto de protestas generalizadas y convulsión social en el vecino país.