Rechazan pedido de Trump de bloquear registros de 6 de enero

·3  min de lectura
EEUU-ASALTO AL CAPITOLIO-DEMANDA (AP)
EEUU-ASALTO AL CAPITOLIO-DEMANDA (AP)

Una jueza federal de Estados Unidos rechazó la solicitud del expresidente Donald Trump de bloquear la entrega de documentos a una comisión de la Cámara de Representantes que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero.

La jueza de distrito Tanya Chutkan se negó el martes a emitir un interdicto solicitado por los abogados de Trump. Chutkan informó que el presidente Joe Biden estaba “en mejor posición” para determinar si se renuncia o no al privilegio ejecutivo de los documentos solicitados por la cámara baja.

“Al final, esta es una disputa entre un expresidente y un mandatario en funciones”, escribió la jueza. “Y la Corte Suprema ya ha dejado claro que, en esas circunstancias, la postura del presidente en funciones tiene un mayor peso”.

Trump “no reconoce la consideración debida” al juicio de Biden como presidente actual, informó Chutkan. Sin embargo, añadió, “los presidentes no son reyes, y el demandante no es el presidente”.

Los Archivos Nacionales y Administración de Documentos informaron que entregarían los documentos el viernes salvo que una orden judicial se los prohíba. Minutos después de que se diera a conocer la orden de Chutkan, Trump informó que presentaría una apelación ante la Corte Federal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia. Es posible que el caso llegue a la Corte Suprema.

Biden renunció en buena medida al privilegio ejecutivo de los documentos que se le entregarían a la comisión, los cuales incluyen registros de llamadas, borradores de declaraciones y discursos, y notas escritas a mano del entonces jefe de despacho de Trump, Mark Meadows, según documentos que los Archivos Nacionales presentaron ante el tribunal.

También hay copias sobre temas de discusión de la entonces secretaria de prensa Kayleigh McEnany y “un borrador de una orden ejecutiva en materia de integridad electoral”, informaron los Archivos Nacionales.

La Cámara de Representantes formó la comisión para investigar las circunstancias detrás de la insurrección en la que simpatizantes del expresidente intentaron revertir su derrota en los comicios de 2020. Trump ha arremetido en repetidas ocasiones contra el trabajo del panel y ha seguido promoviendo teorías conspirativas infundadas sobre las elecciones.

En su demanda para impedir que los Archivos Nacionales entregaran documentos, Trump informó que la solicitud del panel era “una persecución vejatoria e ilegal” que estaba “desvinculada de cualquier propósito legislativo legítimo”. Permitir que la Cámara de Representantes acceda a sus registros socavaría el privilegio ejecutivo para futuros mandatarios, arguyeron los abogados de Trump.

Chutkan añadió que “el interés público yace en permitir — no en prohibir — la voluntad combinada de las ramas legislativa y ejecutiva para estudiar los eventos que desembocaron en y ocurrieron el 6 de enero, y en considerar medidas para evitar que estos eventos vuelvan a ocurrir”.

El representante Bennie Thompson, quien preside la comisión, dijo el martes a CNN que el fallo de Chutkan era “importante” y informó que Trump debería dejar de comportarse como “un niño malcriado”.

“Estoy ansioso por recibir esta información”, declaró Thompson. “Estoy ansioso por que nuestros investigadores la revisen a fondo para asegurarse de que nuestro gobierno no se usó como arma en contra de sus ciudadanos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.