Denegada la entrada a España a una británica por la norma del sello del pasaporte del Brexit

·4  min de lectura

A una turista británica se le negó la entrada a España al no poder mostrar un sello de pasaporte particular que ahora se requiere después del Brexit.

La mujer, conocida solo como Linda, dijo a la publicación de expatriados The Local que había estado viajando para visitar a su hijo, que vive en España, desde Gibraltar cuando se le negó la entrada por el control fronterizo.

El problema era que había hecho un viaje reciente a España este verano, y los funcionarios españoles no le habían dado un “sello de salida” al salir del país.

“Me negaron la entrada a España el 26 de septiembre porque no me habían sellado el pasaporte a la salida en una visita anterior de una semana a España, que comenzó el 4 de junio”, dijo la mujer de 72 años.

“Los guardias sellaron inicialmente mi pasaporte para entrar, luego se dieron cuenta de que no tenía el sello de salida de esa visita de una semana en junio, por lo que me clasificaron como una persona que no había entrado en el país y posteriormente marcaron el sello de entrada con la letra F y dos líneas.”

La falta de sello de salida del viaje de junio hizo que Linda fuera rechazada en la frontera y se viera obligada a regresar a Gibraltar durante dos días antes de volar a casa, al Reino Unido.

Su hija, que viajaba con ella, no había visitado España durante el verano y se le permitió entrar en el país.

Linda afirma que, aunque tenía pruebas de que efectivamente había salido del país y regresado al Reino Unido en junio, los funcionarios del aeropuerto español no permitieron la entrada sin el sello de salida.

“Aunque tengo pruebas de haber regresado al Reino Unido a través de la actividad bancaria, así como de la aplicación covid de prueba y rastreo, los guardias fronterizos no aceptaron ni miraron ninguna prueba ni me dejaron hablar con nadie que pudiera ayudar”, dice.

“Mi hijo, que habla español, trató de explicarme que tenía otra prueba de que había vuelto al Reino Unido, pero los guardias no aceptaron ni se plantearon mirarla; se limitaron a insistir en que no tenía sello, que había sobrepasado la estancia y que me detendrían por ilegal.”

Desde el Brexit, los británicos que no tienen derecho de residencia en un país de la UE solo pueden pasar hasta 90 días de cada 180 dentro del Espacio Schengen, la zona de 26 países de la UE donde se ha acordado la libre circulación, incluida España.

El sello que faltaba en el pasaporte de Linda hacía pensar que había permanecido en España desde junio, superando el tiempo máximo permitido en la región.

Si -como se presume erróneamente que hizo Linda- se agota el límite de 90 días de una sola vez, hay que permanecer fuera del espacio Schengen durante 90 días después.

El cambio relativamente reciente de la norma significa que es posible que el personal de los aeropuertos se olvide de sellar los pasaportes británicos cada vez que sus titulares entran y salen del país, y que los viajeros se olviden de comprobar que los suyos han sido sellados en ambas direcciones.

Más de un mes después de que Linda sufriera el inconveniente del viaje, el dolor de cabeza del sello del pasaporte persiste.

“Parece que no hay solución, el consulado español en el Reino Unido solo acepta mis documentos de abordaje originales como prueba de salida, y como los vuelos se reservaron por Internet, obviamente no los tengo”, dice.

“No aceptan capturas de pantalla ni copias de ninguna otra prueba que tenga.”

“Me he puesto en contacto con mi diputado, pero me han remitido de nuevo al consulado, y quedo dando vueltas en círculo.”

Teme que el problema persista indefinidamente, ya que todavía no tiene el sello del pasaporte que demuestra que salió de España hacia el Reino Unido en junio.

“Es frustrante, ya que siento que se me hace responsable de algo sobre lo que no tengo jurisdicción, es decir, que el guardia no me haya sellado el pasaporte”, dijo.

El Ministerio del Interior español dijo a The Local que su departamento no puede hacer comentarios sobre casos individuales, pero afirmó que los funcionarios de fronteras españoles conocían la legislación vigente relativa a los ciudadanos británicos, residentes y no residentes.

Relacionados

Reino Unido acelera diálogo de temas comerciales post-Brexit

Una guerra comercial podría ser la única forma de resolver el Brexit de una vez por todas

GBretaña planea uso de pasaportes de vacunación contra COVID

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.