Casa Blanca dice Trump llamará a familias de soldados caídos

Por CALVIN WOODWARD y JONATHAN LEMIRE
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 29 de octubre de 2009, el presidente Barack Obama saluda al paso del féretro con los restos del sargento Dale R. Griffin durante una ceremonia en la Base Aérea Dover. Para los presidentes estadounidenses, reunirse con las familias de personal militar muerto en guerra es una de las tareas más desgarradoras. La insinuación del presidente Donald Trump de que sus predecesores no cumplieron ese deber provocó la reacción indignada de personas que presenciaron esos encuentros el martes 17 de octubre de 2017. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais, File)

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump llamará el martes a los familiares de los soldados caídos este mes en Níger, anunció la Casa Blanca, mientras aumentaban las críticas contra el mandatario por afirmar que sus predecesores no honraban debidamente a los militares fallecidos en combate.

El martes en una entrevista radial, Trump dio a entender que el entonces presidente Barack Obama no llamó a John Kelly, el ahora jefe de despacho de la Casa Blanca, cuando su hijo murió en Afganistán en el 2010.

"Creo que he llamado a todas las familias de los soldados caídos”, dijo Trump entrevistado por Brian Kilmeade, de Fox News Radio. "En cuanto a mis predecesores, no lo sé. ¿Llamó Obama al general Kelly?”.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo que Obama no llamó telefónicamente a Kelly pero no respondió a la pregunta de si el entonces presidente le expresó su pésame de otra manera.

Un ex portavoz de Obama, Ned Price, reaccionó airadamente en Twitter. "Kelly, un hombre de honor e integridad, debería abstenerse de esta ridícula crueldad", tuiteó Price. "Él vio de cerca cuánto Obama sentía por las familias de los soldados caídos”.

Trump dijo el lunes en conferencia de prensa que envió cartas a las familias de cuatro soldados muertos en una emboscada el 4 de octubre en Níger y que planeaba llamarlas, destacando que se preocupaba por honrar debidamente a los muertos. Con respecto a sus predecesores, dijo que “la mayoría no llamaba” a las familias. Posiblemente Obama “lo hacía, a veces”, pero “otros presidentes no llamaban”.

La insinuación de Trump de que sus predecesores no cumplieron ese deber provocó la reacción indignada de personas que presenciaron esos encuentros.

“Es un animal trastornado”, tuiteó la que fue subjefa de despacho de Obama, Alyssa Mastromonaco, y añadió, con un improperio, que la declaración de Trump de la víspera en el rosedal de la Casa Blanca era mentira.

Existen sobradas pruebas de que los presidentes se comunicaban con las familias de muertos y heridos, en persona, por carta y por teléfono. Obama, George W. Bush y otros conocían bien el camino a los hospitales militares y a la base aérea de Dover, Delaware, donde suelen arribar los restos de los caídos.

En medio de dos guerras, Bush “escribía a todas las familias de los caídos”, dijo Freddy Ford, vocero del expresidente. Añadió que se reunió o llamó a “cientos, tal vez miles” de familiares de los caídos.

El ex jefe del Estado Mayor Conjunto, general retirado Martin E. Dempsey, confirmó estos contactos al tuitear: “POTUS 43 y 44 y primeras damas se preocuparon profundamente, trabajaron incansablemente por los soldados, los caídos y sus familias. No es política. Deber sagrado”.

El hijo de Richard y Sharon Hamill, el capitán del ejército Jason R. Hamill, de 31 años y de Salem, Connecticut, murió en Bagdad en el 2006. Sharon Hamill dijo que cuando Bush dio un discurso ante cadetes de la Academia de la Guardia Costera en New London, Connecticut, en el 2007, también se reunió individualmente con cada una de las familias de soldados caídos de esa región.

"Fue muy compasivo con todos, fue algo que nos dio consuelo”, recordó la mujer.

El fotógrafo oficial de Obama, Pete Souza, tuiteó que pudo fotografiar los encuentros de Obama con “cientos de soldados heridos y los familiares de los muertos en combate”. Otros recordaron sus visitas a las familias y sus viajes a hospitales militares y Dover para encuentros con familiares.

___

Lemire reportó desde Nueva York. Contribuyeron a esta nota los corresponsales de la AP Robert Burns, Richard Lardner y Jesse J. Holland en Washington, Russ Bynum en Savannah, Georgia y Jennifer McDermott en Providence, Rhode Island.