Rechaza España amparo de Ancira

·1  min de lectura

Luis Méndez, corresponsal

MADRID, España, noviembre 14 (EL UNIVERSAL).- La Audiencia Nacional de España rechazó que el empresario mexicano Alonso Ancira pueda ser considerado un perseguido político, ya que los hechos que se le imputan se relacionan con delitos comunes de clara corrupción, los cuales produjeron un enorme perjuicio económico a las arcas de México.

El tribunal español descartó la prescripción de los presuntos ilícitos alegada por la defensa de Ancira, al considerar que tanto la Fiscalía General de la República (FGR) como un juzgado mexicano han entendido que los hechos no han prescrito y, por tanto, no se debe hurtar el rol de decidirlo a la justicia mexicana.

Con estos argumentos, el pleno de la Sala de lo Penal desestimó el recurso de súplica presentado por el expresidente de Altos Hornos de México SA (AHMSA) contra el auto que acordaba su extradición a México por varios delitos de corrupción, y confirmó su entrega a las autoridades mexicanas, al considerar que los hechos por los que se le persigue (fraude y corrupción) también son delitos en España y concurre, por ello, el principio de doble incriminación resalta el auto de la Audiencia Nacional del 11 de noviembre.

La resolución judicial fue adoptada por unanimidad de 20 magistrados que integran el pleno, por lo que en principio no cabría ningún recurso contra la misma.

Agotadas las instancias legales para evitar la extradición, Ancira buscará in extremis apelar la decisión de la Audiencia Nacional, según dijeron a EL UNIVERSAL fuentes cercanas a la defensa legal del empresario mexicano. "Los hechos no son constitutivos de delito en España y han prescrito. El tribunal español tampoco ha entrado en el fondo de las alegaciones de la persecución política de la que ha sido objeto Ancira por parte del gobierno mexicano".