Rechaza diputada de Oaxaca usar influencia en cierre de bar

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., julio 31 (EL UNIVERSAL).- Concepción Rueda Gómez, diputada local por Morena, rechazó las acusaciones del Consejo Oaxaqueño de Bares, Antros y Restaurantes (COBAR), quienes la responsabilizan del cierre de un bar en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

"El arquitecto Agustín Moreno Ruiz, dueño del Bar Fandango, me acusa de cerrar su negocio, antro que conforme a diversas notas periodísticas ha sido denunciado mediáticamente por, supuestamente, secuestro exprés, venta de cristal y trata de menores de edad para la venta de los mismos", afirmó la legisladora.

La mañana del sábado el Consejo Oaxaqueño de Bares, Antros y Restaurantes (COBAR) convocó a una conferencia de prensa, en la que señalaron que dos hijos de la diputada resultaron heridos el 25 de julio pasado, luego de una riña registrada en el Bar Fandango.

Por estos hechos, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) aseguró en días pasados el local; no obstante, el dueño del bar afirmó que sus empleados no estuvieron implicados en la pelea.

No obstante, de acuerdo con la fiscalía, el contenido de los videos de seguridad del bar muestra que durante la agresión los trabajadores de este negocio ignoraron cualquier protocolo de seguridad ni se observan acciones que justifiquen su conducta.

"Al margen de la denuncia por lesiones y hasta tentativa de homicidio que interpusieron mis hijos, como se podrá probar ante la Fiscalía General del Estado y con datos médicos; quiero recalcar que el fondo de esto es que en las vías más céntricas de esta Ciudad se venden estupefacientes, se agrede a transeúntes, turistas y a menores de edad también", declaró Concepción Rueda en un comunicado.

"En un acto de justicia, mis hijos intervinieron reclamando la violencia ejercida contra un menor vendedor de dulces de origen chiapaneco, por parte del personal de seguridad de dicho bar, lo cual claramente se observa en los videos que proyectaron en esta conferencia", señaló.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, además de la investigación iniciada tras la denuncia interpuesta por los hijos de la diputada, hay otras carpetas por el delito de lesiones, por presuntas golpizas que el personal de seguridad ha propinado a otros clientes.

"Reconozco que quizás fue un acto kamikaze enfrentar al crimen organizado por parte de mis hijos, puesto que cómo se puede ver en el video de pocos segundos, uno de mis hijos se acerca al joven vendedor de dulces, a preguntar si está bien y le reclama a quienes lo golpeaban.

"Mañosamente estos delincuentes del bar sólo presentan segundos del video, pues momentos después se ve cómo salen corriendo más de seis personas a golpearlos con la intención de provocarles lesiones que pudieron, incluso, acabar con su vida", profundiza la legisladora en su comunicado.

Además, informó que sus dos hijos están recibiendo atención médica en la capital del país, debido a la gravedad de sus heridas, y exigió que se presenten pruebas que ayuden al esclarecimiento de los hechos ocurridos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.