Rechaza Comité de Defensa de Los Chimalapas propuesta de AMLO

·4  min de lectura

JUCHITÁN, Oax., julio 16 (EL UNIVERSAL).- El Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas (CNDyCCH) rechazó la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de convertir en Reserva de Biósfera Federal la Selva de los Chimalapas, ubicada en territorio oaxaqueño

El coordinador regional del CNDyCCH, Miguel Ángel García Aguirre, dijo que la propuesta del presidente será inaceptable para las comunidades zoques de los municipios de San Miguel y Santa María Chimalapa, que durante 55 años han defendido sus recursos naturales contra invasiones, siembra de estupefacientes, tala ilegal y creación de ilegales núcleos ejidales.

Recordó que desde 1967 les confirmaron la resolución de sus tierras por 600 mil hectáreas, mientras que a fines de 2021 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ratificó que 162 mil hectáreas de selvas y bosques, que habían sido invadidas por ejidatarios chiapanecos, forman parte del territorio oaxaqueño.

López Obrador anunció recientemente una propuesta dirigida a los gobernadores de Oaxaca y Chiapas, Alejandro Murat y Rutilio Escandón respectivamente, para que esa zona se convierta en una zona de reserva ecológica, donde los campesinos podrían obtener ingresos mediante el programa gubernamental Sembrando Vida y que podría ayudar a los pobladores oaxaqueños y chiapanecos a superar sus conflictos sociales.

"Parece que el presidente de México y sus asesores no leen la historia de las grandes luchas que han librado Los Chimalapas en la defensa de sus tierras, precisó García Aguirre, quien recordó que en 1994 los zoques rechazaron la idea de que 44 mil hectáreas de selva alta perennifolia, propiedad de Santa María Chimalapa invadida por talamontes y ganaderos chiapanecos, se transformara en una reserva especial de la biósfera federal".

En ese entonces, recordó, los comuneros tomaron la decisión de impedir que se consumara el despojo de sus tierras por parte del gobierno federal y con la complicidad de los gobiernos estatales de Chiapas y Oaxaca, y recuperaron masivamente las 44 mil hectáreas en 1994.

Un año más tarde, los zoques de Santa María Chimalapa declararon esa zona recuperada como "reserva campesina de San Isidro la Gringa", que hasta ahora ningún gobierno federal quiere reconocer.

López Obrador expuso que esperaba el consentimiento de las comunidades oaxaqueñas y chiapanecas que viven en esa área, pues a pesar de la resolución de la Corte, según el Presidente de la República, aún enfrentan un conflicto de tipo social.

Cabe destacar que la SCJN dio dos años a las legislaturas de ambas entidades, a partir de noviembre de 2021, para solventar todas las implicaciones de la resolución que es inatacable.

"Es un no, rotundo"

Desde ayer jueves, gran parte de los representantes auxiliares de las autoridades municipales y agrarias de los municipios de San Miguel y Santa María Chimalapa, conectados en nuestra red de comunicación celular, dijo Miguel Ángel García Aguirre, definieron su postura con un no rotundo a la reserva de la biósfera, en cuanto conocieron la pretensión gubernamental. Las autoridades de todos los niveles, indicó, deben sujetarse a la resolución de la SCJN, indicó.

En el 2010, recordó el coordinador regional del CNDyCCH, los comuneros del municipio de San Miguel Chimalapa, declararon una zona de 30 mil hectáreas ubicada en la región oriente de los chimalapas, la Reserva Campesina Cordón del Retén, pero el gobierno federal de entonces no la reconoció hasta que cambió de nombre Área Comunitaria de Conservación Ecológica, donde hay bosques de pino, encino y de niebla, los más importantes de la biodiversidad.

Miguel Ángel García Aguirre adelantó que, en unos días más, acompañarán a diversas autoridades comunales y municipales de Santa María y San Miguel Chimalapa a un recorrido por las seis subregiones de ambos municipios para informarles, de viva voz, la pretensión del gobierno de México, pero también para que conozcan en detalle qué ordenó la SCJN a los diputados locales de Chiapas y de Oaxaca y tomen sus decisiones.

Me parece absurdo, concluyó el defensor de la selva chimalapa, que el presidente proponga que, con la declaratoria de la reserva de la biósfera, los campesinos de ambas entidades se incorporen al programa Sembrando Vida para tener ingresos. "¿Propone sembrar árboles donde hay selvas y bosques? ¿Quiere que tiren pinos, encinos y bosques de niebla para volver a sembrar? Es absurdo", sentenció.

Los comuneros chimalapas no van a aceptar el régimen de reservas de la biósfera y en todo caso van a trabajar a favor de la reserva campesina, por varias razones. Una de ellas es que en la reserva de la biósfera es el gobierno quien decide los mandos directivos y los planes de manejo de flora y fauna y en las reservas campesinas, son los comuneros, en asambleas libres, nombran a sus representantes y entre todos elaboran los planes de manejo, explicó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.