Los rebrotes en China lastran el avance de la industria manufacturera

Agencia EFE
·3  min de lectura

Shanghái (China), 31 ene (EFE).- La industria manufacturera china experimentó en enero una ralentización de 0,6 puntos en su indicador de referencia, el índice gerente de compras (PMI), que se situó en 51,3 enteros en su undécimo mes seguido de avance, lastrado por los recientes rebrotes del coronavirus.

En este índice, publicado mensualmente por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), un registro por encima del umbral de los 50 puntos supone crecimiento en la industria y por debajo, contracción.

El dato es ligeramente inferior a lo previsto por los analistas, que esperaban que el PMI manufacturero se situase en los 51,6 puntos en el primer mes de 2021, aunque sigue apuntalando la recuperación del sector tras el desplome de febrero del año pasado, cuando la industria sufrió un parón por el coronavirus.

Aquel declive fue la peor lectura histórica de este indicador, de tan solo 35,7 puntos, incluso peor que el registrado en noviembre de 2008 (38,8 puntos), cuando el mundo se enfrentaba a la crisis financiera.

En el desglose por tamaño corporativo, las grandes empresas bajaron 0,6 puntos hasta los 52,1 en enero, mientras que las medianas volvieron a contraerse más todavía al caer 1,3 puntos hasta los 51,4.

Las compañías pequeñas se mantuvieron en la zona de contracción al marcar 49,4, un dato que, sin embargo, supone una mejora de 0,6 puntos con respecto a diciembre.

Al igual que en el último mes de 2020, saltaron por encima del corte de los 50 puntos dos de los cinco subíndices que componen el PMI manufacturero, el de producción y el de nuevos pedidos, mientras que los de empleo, provisiones de materias primas y tiempo de entrega para proveedores se mantuvieron en terreno negativo.

LA INDUSTRIA NO MANUFACTURERA TAMBIÉN SUFRE

La ONE también hizo público el PMI relativo a los negocios no relacionados con la manufactura, que se mantuvo en positivo pese al desplome de 3,3 puntos registrado en enero que lo dejó en los 52,4, el registro más bajo desde marzo del año pasado.

Aquel mes fue el que marcó el inicio de la recuperación tras el batacazo de febrero de 2020 (29,6).

Los causantes de este frenazo son los rebrotes que ha registrado China a lo largo de enero, que han elevado las cifras diarias de contagios a cotas no vistas en medio año y que se han producido poco antes del Año Nuevo lunar, época tradicional de vacaciones y consumo en el país asiático.

Esto también explica que el índice de expectativa de actividad económica, que mide la confianza de las empresas no manufactureras en el desarrollo del mercado en el futuro, se desplomase desde los 60,6 puntos de diciembre hasta los 55,1 en enero.

El índice integral de producción del PMI, la radiografía combinada de las industrias manufacturera y no manufacturera, cayó 2,3 puntos hasta los 52,8, la peor marca de los últimos doce meses con la excepción de febrero de 2020.

En un comunicado publicado en la página web de la ONE, el estadístico de la institución Zhao Qinghe achacó a los rebrotes la ralentización del crecimiento industrial, especialmente en el sector servicios, aunque en el caso de la manufactura también influyeron otros factores como el fin de la época navideña, que impulsa la demanda exterior de productos chinos cada año.

(c) Agencia EFE