Rebrote de coronavirus en Chile: los contagios se dispararon desde el fin de las restricciones

·4  min de lectura
Un trabajador de la salud inocula a una niña contra el COVID-19 en la escuela Providencia en Santiago, Chile, el lunes 27 de septiembre de 2021, durante el inicio de la vacunación en escuelas para niños de 6 a 11 años
Un trabajador de la salud inocula a una niña contra el COVID-19 en la escuela Providencia en Santiago, Chile, el lunes 27 de septiembre de 2021, durante el inicio de la vacunación en escuelas para niños de 6 a 11 años

SANTIAGO, Chile. El aumento de casos de coronavirus vuelva a generar preocupación en Chile. Octubre cerró con un acumulado de 42.240 personas que dieron positivo, y un promedio de 1362 cada 24 horas. Una cifra tan alta que no se veía desde julio, en plena segunda ola, cuando en la misma cantidad de jornadas (31 días) sumaron 60.022.

El lado positivo es que no hay un aumento es en la cantidad de muertos. De hecho, octubre fue el mes con menos fallecimientos acumulados desde los inicios de la pandemia. Con los 14 de ayer se totalizaron 289, algo que no se veía desde abril del 2020, cuando el registro fue de 215.

Los casos de octubre superan a los de los dos meses previos combinados. En agosto (22.954) y sobre todo en septiembre (15.574) se había experimentado una baja, pero ahora retomó con fuerza, lo que hace que ya varios expertos consideren que Chile está en una tercera ola.

El gobierno de Piñera por ahora dice que no hay una tercera ola
El gobierno de Piñera por ahora dice que no hay una tercera ola


El gobierno de Piñera por ahora dice que no hay una tercera ola

El ministro de Salud, Enrique Paris, insiste en que no se trata de una tercera ola. “Yo lo llamaría más bien un rebrote, no tiene las características que tuvimos en las olas pasadas. No veo un aumento de casos que vaya a llegar a los 9000 casos como en abril, de ninguna manera, o a los seis mil que tuvimos en junio del año pasado. Hay varios expertos que tienen la misma opinión, que sí, hay un aumento evidentemente de casos, pero no es una tercera ola, hasta el momento. No digo que no vayamos a tener una tercera ola, pero por el momento nosotros no estamos de acuerdo en que hay una tercera ola, todavía”. Y consideró que espera que “las cifras se van a ir estabilizando”.

En los últimos días también hubo un incremento en la positividad diaria. En la última semana, de siete jornadas, en cinco se superó la barrera del 3%. Y si se calcula el promedio mensual da 2,27%. Superior al 1,04% de septiembre y al 1,41% de agosto. Nuevamente hay que llegar a julio para encontrar algo tan alto (3,40%).

También ha ido en alza la ocupación de camas de terapia intensiva por pacientes contagiados con Covid-19. Ayer se reportaron 463 personas que tienen el virus ocupando una cama crítica, el mayor registro desde justo antes de Fiestas Patrias, el 16 de septiembre con la misma cantidad.

Las dos olas

Durante la pandemia Chile atravesó dos olas importantes de contagios. La primera, entre los meses de mayo y junio del 2020 -aún con la población no inmunizada- y la segunda, que duró un poco más y fue entre febrero, marzo y abril de este año. Para entonces, ya había comenzado el proceso masivo de vacunación en Chile, de la mano de Pfizer y, principalmente, de Sinovac. Con el paso de los meses, se sumó AstraZeneca (desde abril) y CanSino (desde mayo).

A partir de octubre de este año comenzó una nueva alza de casos en el país que el Ministerio de Salud no califica como una tercera ola. Lo cierto es que existe preocupación por la pérdida de la percepción de riesgo, acompañado de una leve alza en la ocupación de las terapias intensivas, aunque no en la magnitud de lo observado en los picos anteriores.

Este nuevo escenario epidemiológico se instala en medio del fin del Estado de Excepción de Catástrofe, cuyo último día fue el pasado 1° de octubre, lo que trajo aparejado el fin del toque de queda y de las cuarentenas. Ahora, según el nuevo Plan Paso a Paso (anunciado una semana antes), cada fase se relaciona más bien con restricción en los aforos y, por supuesto, variable según se tenga o no el pase de movilidad.

Desde hoy, el pase de movilidad tomará mayor protagonismo: los chilenos o extranjeros residentes con pase, deberán hacer una cuarentena por 5 días, o hasta que el resultado de su test PCR resulte negativo. Si no cuentan con el pase, el aislamiento debe ser de 7 días, lo que se aplica tanto para el (los) viajeros como para los cohabitantes de su residencia. Además, se permitirá salir del país a los menores de 6 años que hasta ahora no cuentan con el documento.

Diario El Mercurio (GDA)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.