Rebeldes sirios y sus familias inician la retirada de distrito Homs

Por Ellen Francis
Rebeldes y sus familias empezaron a dejar su último bastión en la ciudad siria de Homs el sábado, dijeron medios estatales y un testigo de Reuters, bajo un acuerdo con el gobierno, que se espera sea una de las mayores evacuaciones de esta clase. Imagen de archivo del gobernador de Homs, Talal Barazi. REUTERS/Khaled al-Hariri

Por Ellen Francis

HOMS, Siria/BEIRUT (Reuters) - Rebeldes y sus familias empezaron a dejar su último bastión en la ciudad siria de Homs el sábado, dijeron medios estatales y un testigo de Reuters, bajo un acuerdo con el gobierno, que se espera sea una de las mayores evacuaciones de esta clase.

El acuerdo promovido por Rusia para que los rebeldes salieran de al-Waer, uno de los primeros centros del levantamiento popular contra Bashar al-Assad, resalta la ventaja que tiene el presidente en la guerra. Más rebeldes están abandonando áreas que defendieron durante años en retiradas negociadas a otras zonas del país.

El gobernador de Homs, Talal Barazi, dijo a Reuters que preveía que unas 1.500 personas, incluyendo a al menos 400 combatientes, viajen el sábado a las áreas al noreste de Alepo que están en manos de los rebeldes, y que la mayoría de los residentes de al-Waer se quedarían.

El gobierno sirio sostiene que tales acuerdos son un "modelo viable" que acerca al país a la paz tras seis años de conflicto. Pero la oposición dice que son una táctica de desplazamientos forzados contra personas que se oponen a Assad, tras años de bombardeos y asedio.

Barazi dijo que fuerzas sirias y rusas, junto con la Media Luna Roja Árabe Siria, estaban supervisando la evacuación, que se calcula durará unas seis semanas.

"Tenemos la expectativa de que el retiro total de combatientes armados de este distrito allanará el camino a otras reconciliaciones", agregó el gobernador de Homs.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que los buses irían al área de Yarábulus, que está en manos de rebeldes apoyados por Turquía, al norte de Alepo.

Una vez que se complete la evacuación, será la mayor salida realizada durante tiempo de guerra en un distrito sirio. En al-Waer viven cerca de 40.000 civiles y más de 2.500 combatientes, agregó el Observatorio.