Rebeldes sirios toman zona fronteriza con Israel

JERUSALEN (AP) — Los rebeldes sirios tomaron casi todos los poblados cercanos a la frontera con los Altos del Golán, una meseta bajo el control de Israel, informó el miércoles el ministro de Defensa israelí, quien agregó que las fuerzas de Bashar Assad demuestran "una eficacia cada vez menor".

Durante la semana pasada hubo combates en la zona que hicieron que Israel lanzara ataques de represalia contra Siria en dos ocasiones, después que proyectiles de mortero aparentemente perdidos cayeron en territorio bajo control de Israel. Eso elevó el temor de que la guerra civil siria tome un nuevo giro, incluso más peligroso, si en el conflicto armado se suma la potencia militar más fuerte de la región.

"Casi todos los poblados (sirios fronterizos con los Altos del Golán), desde las faldas de esta cordillera hasta los más altos, ya están en manos de los rebeldes sirios", dijo el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, durante una gira por los Altos del Golán, una meseta estratégica que Israel capturó a Siria en 1967 y que posteriormente se anexó. "El ejército sirio está demostrando una eficacia cada vez menor".

La frontera de Israel con Siria son los Altos del Golán. El área fronteriza del lado sirio es una zona de amortiguamiento, donde hay algunas aldeas en las que estallaron enfrentamientos la semana pasada. La zona de amortiguamiento de 46 kilómetros de largo es administrada y vigilada por las autoridades sirias y no se permiten otras fuerzas militares dentro de ella, salvo las de la ONU.

La guerra civil siria amenaza con inflamar una región que ya es combustible. La lucha ya se ha extendido a Líbano, Jordania y Turquía.

El miércoles, las fuerzas militares sirias usaron aviación y artillería para intentar desalojar a los insurgentes de una aldea cercana a la frontera con Turquía. El gobierno de Ankara advirtió que no tolerará violación alguna de su espacio aéreo.

Un periodista de Associated Press en la aldea turca de Ceylanpinar presenció los bombardeos sirios en la cercana aldea siria de Ras al-Ayn, donde los rebeldes dijeron haber expulsado a los soldados leales al presidente Assad.

Los ataques aéreos comenzaron hace unos días y muchos de los heridos fueron llevados a la vecina Turquía para ser atendidos. Las autoridades locales dijeron que hasta 30 personas han muerto desde el lunes. El periodista de AP también vio cómo las fuerzas sirias cañonearon una zona boscosa cerca de Ras al-Ayn, donde se habían atrincherado los insurgentes.

La violencia en Siria ha causado más de 36.000 muertos desde que el alzamiento contra el régimen de Assad comenzó en marzo de 2011. Centenares de miles de personas han huido a las vecinas Turquía, Jordania e Irak.

Otras 11.000 huyeron a Turquía la semana pasada tras arreciar la lucha en Ras al-Ayn, situada en la provincia nororiental siria de al-Hasaka, una zona productora de petróleo habitada mayormente por curdos.

La prensa turca, como la agencia noticiosa Anadolu, dijo que varias aldeas al oeste de Ceylanpinar fueron evacuadas para proteger a los residentes de la guerra civil siria. Unas 1.000 personas abandonaron Mursitpinar, a 180 kilómetros (110 millas) de Ceylanpinar, a pedido de las mezquitas locales.

El ministro de Defensa turco, Ismet Yilmaz, indicó que Turquía recurrirá a la fuerza militar ante cualquier incursión de la aviación siria. El mes pasado, la artillería turca cañoneó objetivos sirios luego que un cañoneo sirio mató a varios civiles turcos.

Un funcionario turco dijo en Ceylanpinar que el fragor de la artillería se escuchó toda la noche. Dos granadas lanzadas por cohetes alcanzaron casas al otro lado de la frontera con Turquía pero no causaron heridos, agregó el funcionario, que habló a condición de anonimato por no estar autorizado a dialogar con los medios de comunicación.

___

El periodista de The Associated Press Mehmet Guzel en Ceylanpinar, Turquía, colaboró para este despacho.

Cargando...