Rebeldes filipinos atacan plantación de piña

Más destacado

MANILA (AP) — Más de 100 rebeldes comunistas atacaron una de las plantaciones más grandes de piña en el mundo, matando a un guardia, quemando maquinaría agrícola y bloqueando el tránsito en tres poblados del sur de Filipinas, en lo que constituye su ataque más grande del año, dijeron funcionarios el miércoles.

Al menos otros dos guardias sufrieron heridas de bala en el ataque de los guerrilleros del Ejército del Pueblo Nuevo, quienes irrumpieron en un complejo residencial recreativo y de oficinas en la vasta plantación de Del Monte Philippines Inc. a última hora del martes en el poblado de Manolo Fortich en la provincia de Bukidnon, afirmó el teniente coronel del Ejército Eugenio Osias.

Según su sitio en internet, Del Monte Philippines maneja la operación de integrada de cultivo de piña más grande en el mundo, cultivando 20.000 hectáreas (49.421 acres) en las provincias de Bukidnon y Misamis Oriental. No está afiliada a Del Monte Foods Company, con sede en Estados Unidos.

Los guerrilleros maoístas, quienes se vistieron como soldados de las fuerzas armadas y viajaron en dos camiones, dos camionetas y dos motocicletas, bloquearon una patrulla donde viajaban tres policías en un puente de Manolo Fortich y les quitaron dos fusiles y dos pistolas antes del asalto a Del Monte, agregó Osias.

Antes del ataque a la plantación de Del Monte, soldados de refuerzo se enfrentaron a los rebeldes durante 20 minutos pero los guerrilleros lograron retirarse y avanzar hacia el cultivo, donde mataron a balazos a un guardia en la puerta y más tarde lesionaron a otros dos, dijo el jefe de la Policía regional Catalino Rodríguez.

Los rebeldes quemaron un tractor y otros equipos agrícolas, registraron construcciones y robaron armas en Camp Phillips, un complejo de casas de campo de la plantación, con campo de golf y una casa club para directivos y empleados de la finca, dijo Osias.

El vocero rebelde Jorge Madlos dijo el miércoles que el ataque fue en represalia por el rechazo de Del Monte a atender una exigencia de la guerrilla para que deje de expandir su ya vastas plantaciones, las cuales se sospecha están afectando la capacidad de vías fluviales y tributarios de absorber agua de lluvia de una cifra creciente de tormentas mortíferas.

Cargando...