Rebecca Hall cumple sueños como directora

·5  min de lectura

Rebecca Hall se topó con la novela “Passing” de Nella Larsen en un momento en que ella misma estaba tratando de confrontar su historia familiar.

Se había enterado de que su abuelo materno se hizo pasar por blanco (“white passing”) y que eso podría haber comenzado incluso antes. Entonces alguien le dio este libro de 1929 sobre dos chicas negras de piel clara, Clare e Irene, que viven en los extremos opuestos de la división de color. Así comenzó el largo camino de la actriz para realizar su ópera prima, “Passing”, protagonizada por Ruth Negga y Tessa Thompson, que se estrenó el fin de semana en el Festival de Cine de Sundance y recibió grandes elogios.

The Associated Press conversó con Hall sobre su incursión en la dirección. Las citas fueron editadas para mayor claridad y brevedad.

___

AP: ¿Comenzó tu interés en la dirección viendo a tu padre (el fundador de Royal Shakespeare Co., Peter Hall) dirigir teatro?

REBECCA HALL: Nunca estuve especialmente interesada en dirigir teatro, no sé muy bien por qué. Pero cando comencé a ver películas, me interesó mucho cómo funcionaba. Es como cualquiera que se obsesiona con el cine. De niña tuve la experiencia de sentirme transportada y dije, bueno, ¿cómo pasa eso?

AP: ¿Qué veías de niña?

HALL: Mi mamá tenía un gran interés por la Época Dorada de Hollywood y tenía montones de películas en blanco y negro, especialmente las de Warner Bros. con Bette Davis y Joan Crawford o Barbara Stanwyck. Se sentaba a verlas una y otra vez. Hubo un momento de mi vida cuando tenía 10 años en que no me iba a dormir si no veía al menos 20 minutos de “All About Eve” (“La malvada”).

AP: Suena como si te hubieras estado preparando para dirigir desde hace tiempo.

HALL: Siempre he sido una actriz, obviamente, pero en realidad no me defino completamente como actriz por siempre. Siempre me ha encantado y es una parte enorme de mi vida y nunca dejaré de serlo, pero hago otras cosas y he hecho otras cosas. Toco música, pinto. Siempre he sentido que ser una cineasta es como poner todas esas cosas en un solo lugar. Es narrativa, escritura, arte visual, música, ritmo, tempo.

AP: ¿Estaba “Passing” destinada a ser tu debut?

HALL: La escribí sin tener ninguna intención de realizarla. Pero el primer borrador de la adaptación me salió muy rápido, junto con el lenguaje visual de la película. Supe entonces, hace unos 13 años, que tenía que ser en blanco y negro y con un estilo formal de tomas compuestas. Quería que la película fuera tan performativa como el tema de discusión hasta cierto nivel. Pensé que sería tremendamente arrogante hacer de ésta mi primera película y que probablemente no podría lograrla porque era demasiado complicada. Así que estuvo en el cajón por años. Supongo que sólo necesité crecer lo suficiente para darme cuenta de que hacer cine es un acto de arrogancia, así que mejor hacerla con la mayor arrogancia que tengas.

AP: ¿Cómo lograste que Ruth Negga y Tessa Thompson se sumaran al proyecto?

HALL: Ruth era la primera actriz en subir a bordo. La estuve acosando de alguna manera en mi cerebro por un tiempo. Pero realmente no la conocía y de pronto, de manera fortuita, estábamos en la misma gira de prensa. Asistimos a las mismas fiestas y conferencias. Eventualmente la acorralé en una fiesta y le dije, mira, tengo un guion, por favor, ¿podrías leerlo?

Dijo que quería ser parte de esto, pero tenía que interpretar a Clare. Hasta ese momento yo había asumido que ella querría a Irene, y sé que cuando un actor trata de explicarle algo a un director que el director no puede ver, puedes apostar tu vida a que será muy emocionante.

AP: ¿Y cómo fue el proceso de selección para Irene?

HALL: Sabía que sería difícil. Es un personaje muy, muy complicado y requiere de alguien que pueda ser cálida y digna de confianza para el espectador y después totalmente inaccesible y un poco aterradora. Es totalmente enigmática, totalmente reprimida, totalmente confundida. Es una mujer con una crisis nerviosa que no tiene idea de que está teniendo una crisis nerviosa. Había visto a Tessa en la primera película de “Creed” y pensé, ¡guau!, es una estrella de cine. Comencé a pensar que podría hacerlo. ¿Estará disponible? No, Tessa Thompson nunca está disponible. Pero Angela Robinson, una de las productoras, logró conectarme por teléfono con ella. Realmente me había ilusionado pensando en ella para el papel. Estaba convencida que era perfecta y que no había otra opción. Me encantó hablar por teléfono y que ella dijera: es genial, es totalmente lo que me interesa. Pero después fue aterrador. ¿Tendríamos el dinero? ¿Estarían ambas disponibles al mismo tiempo? Entonces el dinero se esfumó y tuvimos que esperar un año. No tengo palabras para agradecerles a esas dos mujeres por mantenerse en este proyecto dos años de su vida.

AP: ¿Dirigir fue como lo esperabas?

HALL: Había soñado con mi primer día en el plató como directora durante toda mi carrera y tenía expectativas bastante altas sobre cuánto lo iba a amar, y de hecho lo superó.

AP: ¿Ya estás pensando en tu próxima película?

HALL: Definitivamente quiero volver a hacerlo, pero no quiero elegir (una historia) todavía. No es muy diferente de tener un bebé de alguna manera. Necesito un descanso.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr.