¿Cómo rebajar riesgo del COVID en una sala de conciertos de París? Metan menos aire, dice estudio

Lucien Libert
·2  min de lectura
Sala de conciertos Pierre Boulez en la Filarmónica de París

Por Lucien Libert

PARÍS, 3 feb (Reuters) - Un estudio científico sobre cómo se propaga el COVID-19 entre el público de una sala de conciertos de París entregó una sorpresa: al menos para ese lugar en particular, cuanta menos ventilación haya, mejor.

El estudio, elaborado por la firma tecnológica Dassault Systemes, usó un modelo en 3D para simular cómo se moverían los flujos de aire si estuviera repleta la audiencia de la sala de conciertos de la Filarmónica de París, que está actualmente cerrada junto al resto de espacios interpretativos de Francia debido a la pandemia.

El modelo mostró que, si la potencia del sistema de ventilación en la sala de 2.400 butacas fuera reducida un 50%, la propagación de gotículas y partículas transportadas por el aire desde un asistente que tosiera o estornudara se rebajaría. Si se combina con un público que llevara mascarillas, la propagación sería aún menor.

"La gente podría pensar que al reducir el flujo de aire aumenta el riesgo de propagación del virus", dijo Jacques Beltran, ejecutivo de Dassault Systemes. "En esa sala ocurre lo contrario".

La razón es que, debido a las características particulares de la sala de conciertos parisina, reducir la ventilación contribuye a que el aire potencialmente contaminado se acumule en espacios vacíos, como por ejemplo las escaleras, antes de ser sacado del edificio, dijo Beltran.

Según los investigadores, las conclusiones sobre el sistema de ventilación de la sala -que introduce aire limpio, lo reparte por el edificio y luego lo expulsa- no es aplicable a otros lugares, porque cada uno tiene su flujo único de aire.

Sin embargo, muestra que la modelación por 3D puede ser una herramienta para que los recintos culturales se aseguren de que, cuando vuelva el público, lo haga de forma segura.

"Hablamos mucho sobre la cuestión de si será peligroso que el público vuelva a las salas de conciertos o a los museos", dijo Laurent Bayle, presidente de la Filarmónica. En referencia a estudios como el realizado en su sala, afirmó que "esto aporta algunas claves para pensar e imaginar un retorno (de los eventos culturales) que sea más estable y calmado".

(Escrito por Christian Lowe; editado en español por Carlos Serrano)