Sin reapertura, Mnuchin advierte “daño permanente” a economía de EUA

Washington, 19 May (Notimex).- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, dijo este martes que la economía del país podría sufrir “daños permanentes” si los estados extienden sus cierres por meses.

En comparecencia ante el Senado, Mnuchin hizo eco del discurso del presidente Donald Trump sobre la presión para levantar las restricciones, pese a que el país continúa registrando la expansión del coronavirus.

Mnuchin dijo que aunque anticipa que la economía y los empleos se recuperarán, es probable que el panorama empeore antes de recuperarse. Durante la audiencia, senadores cuestionaron al funcionario de la administración Trump sobre por qué no se han lanzado algunos programas ya comprometidos.

Los legisladores también lo increparon sobre por qué los trabajadores en tiendas de alimentos tienen que trabajar y poner sus vidas en riesgo si tienen menores salarios que otros, ante lo cual dijo que la pregunta era injusta y que “ningún trabajador debería dar su vida por eso”.

La senadora demócrata Elizabeth Warren presionó a Mnuchin para exigir a las compañías que han recibido préstamos financiados por contribuyentes no despedir a sus trabajadores y continuar pagándoles, informó USA Today.

Warren acusó al secretario del Tesoro de estar ayudando a sus “amigos”, ante lo cual Mnuchin dijo que la afirmación también era injusta porque las legislaciones de fondos fueron negociadas entre ambos partidos.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, también compareció al mismo tiempo que Mnuchin. La visión de Powell contrastó con la del secretario del Tesoro porque el primero no presionó por la reapertura de los estados, sino que pidió mayor apoyo en fondos.

Powell dijo que la economía estadounidense enfrentará daños a largo plazo si la respuesta política no es lo suficientemente contundente. Dijo una vez más que la economía nacional necesita más ayuda para superar la pandemia sin cicatrices duraderas.

La solicitud de Powell se enmarca en el contexto de que los republicanos del Congreso y la Casa Blanca se resisten a aprobar y firmar, respectivamente, un nuevo paquete de ayuda de tres mil millones de dólares propuesto por los demócratas.

La audiencia fue la primera de las contempladas para la supervisión del gasto de la Ley CARES de dos mil millones de dólares, aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Donald Trump a fines de marzo.

-Fin de nota-

 

NTX/I/MGB/ECA